Mensaje de Vida

jul 26th, 2010 by admin in Uncategorized
Share on Facebook

La Madre Teresa de Calcuta, que ganó el premio Nóbel de la paz, entre tantos ejemplos dejó también textos escritos de gran valor.

Ella escribió:

“¿Tú sabes cuál ha sido el día más hermoso? Hoy.”

Tenía razón. Nada se iguala al día que se está viviendo. Ayer es el pasado, ya nos ha traído la experiencia, y el día de mañana aún no es realidad.

¿Y lo más fácil? Equivocarse.

Con seguridad. ¿Cuántas veces, en el mismo día, cometemos errores? Por apresuramiento  damos informaciones incorrectas, hacemos una anotación errónea por descuido, y así sucesivamente.

¿Cuál es el regalo más valioso? El perdón.

Sí, el perdón que es siempre extraordinario para quien lo recibe, pues normalmente, lo espera ansioso, deseando de alguna forma redimirse por la falta practicada. Es suficiente que recordemos cómo nos sentimos preocupados cuando ofendemos a un amigo y quedamos a la espera de tener una oportunidad para vernos de nuevo a su lado, y compensar el error de alguna manera.

¿Cuáles son las personas más necesarias?  Los padres.

Ellos nos dan el cuerpo, nos alimentan, nos educan. Ellos nos protegen en los primeros años, cuando somos frágiles, incapaces de vivir y caminar por nuestros propios medios. Son ellos que nos acompañan, año tras año, siempre amigos, atentos, cuidadosos.

¿Y los mayores profesores? Los niños.

Sin duda alguna, los niños, por su forma espontánea de actuar, nos dan muchos ejemplos de la mejor manera de portarnos en la vida.  Los niños son sencillos. Expresan con facilidad su cariño. Luchan por lo que desean. No tienen vergüenza de llorar.

¿La mejor medicina? El optimismo.

El que lleva la vida con optimismo, jamás se entrega al desaliento. Consigue siempre fuerzas renovadas para luchar y vencer.

¿La expresión más eficaz? La sonrisa.

La sonrisa conquista simpatías. Cuando estamos en lugares extraños, entre desconocidos, cuando todos parecen un poco asustados, la sonrisa de alguien nos reconforta, y puede ser el principio de un diálogo, un poco más tarde.

¿La fuerza más potente del universo?  La fe.

No fue otro el motivo por el cual Jesús, hablando a respecto de la fe, dijo que si la tuviéramos del tamaño de una semilla de mostaza, lograríamos mover montañas. Recordemos la mostaza, tiene una de las semillas más pequeñas. Se puede decir minúscula.

Finalmente, ¿La cosa más hermosa? El amor.

El amor le pone color al paisaje, el amor alimenta y da fuerzas. Por amor, una criatura se entrega a otra y se convierte en copartícipe de Dios en la procreación. Por amor, un Espíritu Excelso vino a la Tierra, cantó y vivió el amor, dejando, al partir, el poema de amor más bello que la Tierra  ha conocido: El Evangelio.

***

Empiece su día agradeciendo a Dios, por la bendición de la vida.

Levántese con calma.

Si usted tiene alguna contrariedad del día anterior,  haga como el sol: olvídese de la sombra y brille otra vez.

Ayude a su familia, compañeros y amigos con su palabra de comprensión y esperanza.

Use la sonrisa con abundancia y descubrirá cómo ella le traerá un precioso beneficio de colaboración y felicidad.

Recuerde que la fórmula de la felicidad recomienda tener para todo y con todos la disposición de cooperar para el bien.

No Comments

 

Comments have been closed for this post.