“El Espiritismo es un diamante que no debe ser fragmentado”

abr 19th, 2011 by admin in León Denis
Share on Facebook

La autora de la serie Mediumnidad y Espiritismo, Simoni Privato Goidanich, que viene siendo presentada en el canal TheEstudiosEspiritas de Youtube, habla sobre su iniciación en el Espiritismo y dice cómo va el movimiento espírita en Uruguay, donde actualmente reside.

Venciendo los prejuicios de la propia familia y de muchas personas con quienes convivió a lo largo de su vida como trabajadora espírita, Simoni Privato Goidanich (foto), natural de São Paulo, capital del Estado de São Paulo, no mide esfuerzos para no dejarse abatir y defender sus convicciones. Viviendo en el exterior desde 1999, actualmente en Uruguay, siempre trabajó arduamente en la siembra espírita en todos los países por los que pasó, como cuenta en la entrevista a
continuación:

¿Dónde vive usted actualmente?

Resido en Montevideo, capital de Uruguay.

¿Por qué habiendo nacido en Brasil, vive en Uruguay?

Mi marido y yo somos diplomáticos de carrera. Desde 1999 residimos en el exterior en función de nuestro trabajo profesional. Ya vivimos en Estados Unidos, en Ecuador y, por dos veces, en Uruguay, país al cual volvimos en el inicio de agosto de 2010.

¿Cuál es su formación escolar?

Me gradué en Derecho por la Universidad de São Paulo, donde también obtuve el Master en Derecho Internacional. Posteriormente, concluí el Curso de Preparación para la Carrera de Diplomática del Instituto Río Blanco del Ministerio de las Relaciones Exteriores y realicé un curso de extensión universitaria en el área de Gobierno en Harvard University, en Cambridge, Estados Unidos.

¿Qué cargos ya ejerció usted en el movimiento espírita?

Fui miembro fundador de la Bezerra de Menezes Spiritist Society, de Maryland, Estados Unidos; del Grupo Espírita Caridad de Montevideo, Uruguay; del Centro de Estudios Espíritas Allan Kardec de Quito, Ecuador; del Núcleo de Divulgación Espírita Clara de Asís de Lima, Perú; del Grupo Virtual de Estudios Espíritas en Español.

¿Cuál es, en el momento, su actividad?

Tengo la felicidad de ser trabajadora espírita. Esa es la posición a que siempre aspiré en el movimiento espírita, dondequiera que yo esté residiendo. Actualmente trabajo en el Grupo Espírita Caridad de Montevideo, además de dedicarme a las investigaciones y a estudios doctrinarios, que ya resultaron en cinco libros espíritas publicados en español. También suministro seminarios y conferencias, que me permiten intenso intercambio de conocimientos y experiencias con hermanos espíritas de varios países y me han ayudado mucho en esas investigaciones doctrinarias. En enero de 2011, por ocasión de la celebración de los 150 años de la publicación de El Libro de los Médiums, inicié una tarea con vídeos espíritas presentados en el idioma español.

¿Cuándo tuvo usted su primer contacto con el Espiritismo?

Desde niña tenía gran interés en conocer el Espiritismo. Veía Espíritus, recibía intuiciones sobre Allan Kardec, pero crecí en un medio católico. Así, en la presente encarnación, solamente pude tener el primer contacto con el Espiritismo cuando contaba con 17 años de edad. En esa ocasión, conocí a los primeros espíritas – dos compañeros de trabajo en la Asociación Paulista de Medicina. Les pedí que me informaran sobre el Espiritismo y, por intermedio de ellos, fui a la Federación Espírita del Estado de São Paulo. Asistí a una conferencia pública y, al día siguiente, me matriculé en el curso ofrecido por esa institución, donde estudié hasta mi transferencia para Brasilia, en función de mi aprobación en el concurso para la carrera diplomática. Aunque solamente haya entrado en contacto con el Espiritismo en la juventud, puedo decir, con toda franqueza, que siempre fui espírita. Y siempre lo seré.

¿Hubo algún hecho o circunstancia especial que haya propiciado ese contacto?

Como sabemos, no hay casualidad, pero sí causalidad. Desde que comencé a trabajar en la Asociación Paulista de Medicina, sentí afinidad especial por esos dos compañeros espíritas. Era realmente una afinidad espiritual. Yo era bien joven y ambos, mucho más mayores: uno de ellos contaba con más 80 años de edad en aquella época. Ciertamente, ese encuentro ya estaba previsto en mi programación reencarnatoria. Evidentemente, desearía haber tenido la oportunidad de estudiar el Espiritismo, frecuentar un centro espírita y realizar tareas doctrinarias mucho antes. Pero todo tiene su hora cierta para ocurrir.

¿Cuál fue la reacción de su familia ante su adhesión al Espiritismo?

Mi madre fue educada para temer al Espiritismo. Si ella caminaba por una calzada donde había un centro espírita, atravesaba la calle con miedo. En aquella época, el único espírita de la familia había sido un tío-abuelo desencarnado, que no llegué a conocer. A pesar de ser muy querido por sus parientes más próximos y reconocidamente una buena persona, fue víctima de prejuicio, llegando a ser considerado como alguien extraño, que podría no estar en su juicio perfecto. Mi familia no se opuso a mi convicción espírita, porque sentía que la oposición no me haría desistir del Espiritismo. Simplemente no me incentivó. Pero aquellos que me conocen saben muy bien que no me importa con lo que piensen de mi convicción espírita, sea quién sea, y que el incentivo de que necesitamos proviene de nuestra conciencia tranquila por el cumplimiento del deber. Hasta hoy, veinticinco años después, dependiendo de donde estoy y del tipo de persona con quien tengo contacto, paso por bruja o loca. Ya oí de la boca de personas intelectualizadas comentarios sarcásticos relacionados con mi convicción espírita. Sin embargo, sinceramente, eso no me afecta. Sé que el Espiritismo será una creencia universal: es una cuestión de tiempo. Aquellos que aún no comprenden el Espiritismo tendrán su momento para comprenderlo. Personalmente, agradezco a Dios, del fondo de mi corazón, por ya haber tenido la oportunidad de conocer el Espiritismo y soy especialmente agradecida a todos los pioneros, que enfrentaron tantos prejuicios, pero que jamás desanimaron y nos legaron ese tesoro precioso, que nos esclarece y consuela.

De los tres aspectos del Espiritismo – ciencia, filosofía, religión – ¿cuál le atrae más?

Los tres. El Espiritismo es un diamante que no debe ser fragmentado. Los tres aspectos se relacionan y se complementan. Busco estudiar, practicar y divulgar el Espiritismo, por lo tanto, en sus tres aspectos. A veces hay una comprensión incompleta del aspecto religioso del Espiritismo. Pero Allan Kardec fue bien claro en su discurso en la Sociedad Parisiense de Estudios Espíritas de 1° de noviembre de 1868, titulado justamente: ¿El Espiritismo es una religión?

¿Qué autores espíritas le agradan más?

En primer lugar, Allan Kardec. Enseguida, existen varios autores espíritas admirables, entre ellos: Léon Denis, Bezerra de Menezes, José María Fernández Colavida, Amalia Domingo Soler, Emmanuel, André Luiz, Manoel Philomeno de Miranda, Joanna de Ângelis, Francisco Thiesen, Marco Prisco, Vianna de Carvalho. Entre los autores espíritas encarnados, mencionaría: Suely Caldas Schubert, Adilton Pugliese, Marlene Noble, Geraldo Campetti Sobrino y el Equipo del Proyecto Manoel Philomeno de Miranda. Es una lista ejemplificadora y no exhaustiva. Felizmente, la humanidad cuenta con muchos autores espíritas excelentes. Es imposible citar a todos ellos.

¿Qué libros espíritas que haya leído usted considera indispensable al compañero principiante?

La obra de Allan Kardec es indispensable para todo aquel que desea verdaderamente conocer el Espiritismo, sea principiante o no. Hay muchos libros espíritas excelentes, pero ninguno sustituye el estudio de las obras de Allan Kardec.

¿Cuándo y cómo se originó el movimiento espírita en Uruguay?

Según informan periódicos espíritas de la época, el movimiento espírita en Uruguay se inició en el siglo XIX por influencia europea, especialmente del Kardec español, José María Fernández Colavida. Actualmente, el movimiento espírita uruguayo se encuentra organizado por medio de la Federación Espírita Uruguaya, a la cual están afiliados diez grupos y centros espíritas del país. El Grupo Espírita Caridad de Montevideo surgió el 28 de abril de 2004 y actualmente realiza las siguientes actividades principales: dos grupos de estudio doctrinario, una reunión de práctica de la mediumnidad, una reunión de vibraciones, un trabajo de asistencia y promoción social espírita, además de la atención fraterna. Fuera de esas actividades regulares, promueve otras de carácter específico, como cursos para la formación de trabajadores espíritas y tareas de divulgación doctrinaria. El Grupo Espírita Caridad de Montevideo se caracteriza por enfatizar el estudio doctrinario, sobre todo de las obras de Allan Kardec, y la práctica de la caridad a encarnados y a desencarnados.

¿Cómo está la aceptación de la doctrina espírita en Uruguay?

He vivido en varios países, conocido personas de culturas diversas, que hablan diferentes idiomas. Sin embargo, he observado que los desafíos del ser humano son los mismos en cualquier lugar: la necesidad de esclarecimiento y de consuelo basados en la fe racional, propiciados por el Espiritismo. Sin embargo, hay hermanos para quienes aún no llegó el momento de desprenderse del “hombre viejo” y existen otros que permanecen prendidos a prejuicios que los impiden, momentáneamente, de esclarecerse. Sin embargo, por encima de todo, en cualquier lugar, la semilla siempre encuentra terreno propicio para germinar, corazones dispuestos a comprender y a servir a Jesús, como revela la Parábola del Sembrador.  Nos corresponde proseguir sembrando con el compromiso de esforzarnos para ser jardineros fieles.

¿Cómo le surgió la idea de hacer los vídeos Mediumnidad y Espiritismo – 150 de El Libro de los Médiums?

Durante el proceso de elaboración de algunas de las obras que publicamos, la Espiritualidad amiga nos mostró libros existentes en el plano espiritual que, además del formato escrito, posibilitan la proyección del contenido en la forma de una especie de película en tres dimensiones. Con base en esas experiencias, mediante orientación espiritual, pasamos a trabajar también con algunos recursos audiovisuales. La serie de vídeos Mediumnidad y Espiritismo nació de ese trabajo. Escogemos el tema en homenaje a los 150 años de El Libro de los Médiums para incentivar aún más su estudio y la práctica correcta de la mediumnidad, así como para divulgar el Espiritismo para el público en general.

¿Cómo es ese proyecto? ¿Cuántos vídeos ya fueron hechos y cuántos más serán presentados?

La serie Mediumnidad y Espiritismo se compone de doce vídeos, que están siendo divulgados de enero a diciembre de 2011, siempre la última semana de cada mes, en el canal TheEstudiosEspiritas del Youtube. He ahí el link que remite el internauta a esos vídeos:  http://www.youtube.com/results?search_query=TheEstudiosEspiritas&aq=f

¿Cuál ha sido la repercusión de esos estudios?

La repercusión de los vídeos ha sido excelente, muy rápida y amplia.  Poco más de un mes desde su divulgación en Youtube, el primer vídeo, por ejemplo, ya había sido reproducido más de 1.000 veces y en varios continentes. Hemos recibido mensajes de personas de muchos países. Eso resalta la gran responsabilidad que debemos tener al realizar ese tipo de tarea. Además de estudiar, hemos buscado siempre orar y meditar mucho. Es necesario que el mensaje espírita sea transmitido adecuadamente por medio de esos vídeos.

¿La criminalidad y la violencia están creciendo realmente en el mundo o los medios han dado una importancia al tema mayor que el debido? De cualquier modo, ¿cómo actuar para que la paz se implante en el planeta?

Sabemos que hay una tendencia en resaltar el aumento de la criminalidad. Pero no debemos olvidar que, al lado de la violencia retumbante, hay siempre corazones trabajando por el bien, muchas veces en silencio y anónimamente. He observado, por el mundo, un aumento impresionante del trabajo de verdaderos misioneros del amor y de la paz. En lo tocante a la violencia específicamente, seamos instrumentos de paz, como recomienda Francisco de Asís. Para eso, necesitamos de entrada construir la paz en nosotros mismos. La paz del mundo comienza en nuestros corazones. Seamos hombres y mujeres de bien, verdaderos espíritas y así podremos llevar la paz a nuestros hogares, a nuestros lugares de trabajo, a los grupos sociales que frecuentamos.

La preparación del advenimiento del mundo de regeneración en nuestro planeta ya dio, como sabemos, sus primeros pasos. ¿Su conclusión está aún distante?

El tiempo necesario para el advenimiento del mundo de regeneración depende de lo que hacemos a cada momento. Podemos anticipar o atrasar ese advenimiento. Depende de nuestro esfuerzo en favor de nuestro progreso individual y general.

En base de los problemas que la sociedad terrena está enfrentando, ¿cuál debe ser la prioridad de los que dirigen el movimiento espírita y en él actúan?

En mi modesta opinión, la prioridad para todos nosotros, dirigentes o no, es la vivencia de las enseñanzas de Jesús.

Para finalizar, díganos: ¿Qué representa el Espiritismo para usted? ¿Cuál es la importancia que el tiene en su vida?

Pablo de Tarso afirmó que no era él que vivía, sino el Cristo que vivía en él. Para mí, así debe ocurrir con el espírita: el Espiritismo no debe ser simplemente una creencia, pero debe, sí, incorporarse plenamente en nuestras vidas transformándonos en manifestaciones constantes de las enseñanzas que profesamos. No puedo, evidentemente, afirmar lo mismo que Pablo de Tarso, pero tengo eso como meta. A pesar de mis muchas dificultades íntimas, me he esforzado para alcanzarla futuramente.

No Comments

 

Comments have been closed for this post.