Entrevista al Padre François Brune autor del libro “Los muertos nos hablan”

dic 21st, 2011 by admin in León Denis
Share on Facebook

“Estamos en la Tierra para aprender a amar”, Padre François Brune

Autor del libro “Los Muertos nos Hablan”, el conocido estudioso y teólogo francés habla sobre sus experiencias en el campo de las comunicaciones con los llamados muertos

El padre François Charles Antoine Brune (foto), teólogo y especialista en misticismo oriental y occidental, sacerdote ordenado en 1960, es desde 1987 considerado un observador atento de la investigación psíquica y de la llamada Transcomunicación Instrumental (TCI

Conferenciante muy apreciado por estos y otros temas afines, es también autor de muchos libros, entre los cuales están “Los Muertos nos Hablan” y “Línea Directa con el Más Allá”.

Graduado por la Sorbonne en Latín y Griego, con cinco años de estudios de pos-graduación en Filosofía y Teología en el Instituto Católico de París y un año adicional en la Universidad de Tuebingen, en Alemania, él posee los más altos grados de Teología, Griego y Hebraico

A continuación la entrevista que nos concedió y en la que habla sobre sus experiencias en el campo de las comunicaciones con los llamados “muertos”.

¿Tiene usted alguna experiencia personal con la Transcomunicación instrumental (TCI)?

Nunca hice ningún intento para recibir, yo mismo, las voces a través de la TCI. Pero asistí, frecuentemente, a las investigaciones hechas y estuve muchas veces presente cuando las voces se manifestaron por magnetófono (grabador) y tuve también la ocasión, en Grosseto, Italia, con Marcelo Bacci, de hablar directamente con una entidad, a través de un altavoz de un aparato de radio.

Conozco su libro “Los Muertos nos Hablan” y otro escrito en conjunto con un profesor de la Sorbonne, Rémy Chauvin.

Sí, “Línea Directa con el Más Allá” (“À l’ Écoute de l’Au-delá”). Hay también una traducción en castellano.

Y tiene también uno en portugués… ¿Quién es quién se comunica a través de los médiums o por la TCI? ¿Son personas fallecidas?

Pienso que la mayor parte de las veces nos comunicamos con los muertos, que viven ahora en otra dimensión. Pero a veces hemos tenido contactos también con extraterrestres, creo yo, porque muchos investigadores lo afirman. Me parece también posible el contacto con energías, simplemente, como por ejemplo en el caso de Manfred Boden.

Voy a hacerle una pregunta que podrá parecer provocadora: ¿no será una paradoja para un sacerdote católico que la Iglesia Católica crea que Jesús se hizo hombre para salvar a la Humanidad? Ahora, si  hay Humanidad o seres inteligentes en otros planetas, es porque la Humanidad no está sólo en la Tierra. ¿Cómo queda entonces la teología católica?

Para mí, eso no es ningún problema, pues no puedo hablar en nombre de la teología católica, porque no hay sobre eso ninguna posición oficial. Sólo puedo dar mi opinión personal. Lo que pienso es que todos esos planetas, todos esos mundos, todos esos seres inteligentes, fueron creados por el mismo Dios – no hay otro – y fueron también creados por el amor y, probablemente, ellos conocieron el mismo drama de la libertad. Tengo aún tendencia a creer que el Hijo de Dios reencarnó en cada uno de estos mundos y que fue ciertamente recibido de la misma forma triunfante cómo lo fue en la Tierra. Además de eso, hay aún algunos textos que parecen venir de esos mundos y que afirman eso. Tal corresponde un poco también a lo que ya decían los sacerdotes griegos en los primeros siglos del Cristianismo: según la categoría de la época, el Hijo de Dios se hizo Hombre con los Hombres, Ángel con los Ángeles, Arcángel con los Arcángeles, Querubín con los Querubines y Serafín con los Serafines… ¡Es un poco la misma idea, finalmente!

¿Serán necesarios nuevos paradigmas para que la Ciencia descubra al Espíritu?

Sí, creo que la Ciencia debe adaptarse a una realidad que le escapa en este momento. Podemos hacer una comparación: si yo fuera a pescar, para atrapar peces tengo que lanzar el hilo y tengo que adaptarme a la posición del pez. ¡No puedo pedir al pez que siga el atajo que corresponde a la posición de la línea! Las líneas son las teorías científicas para “atrapar” la realidad. Si conservo esa misma línea, nunca conseguiré “atrapar” tal realidad que se me escapa. Es, pues, necesario que la Ciencia acepte cambiar esos paradigmas, para adaptarse a nuevos niveles de realidad que de momento, repito, se les escapan.

¿Es verdad que en el Vaticano hay sacerdotes científicos que investigan esta área?

Sí, tengo la certeza que existe un pequeño equipo, compuesto de dos o tres sacerdotes, que están al corriente y que conocen estos fenómenos. Si hacen ellos mismos las investigaciones, eso ya no lo sé. Estaba el sacerdote Andreash Resh, que creó un Instituto de Parapsicología, o “Instituts für Grenzgebiete dé Wissenschaft” –IGW- “, en Innsbruck. Él enseñó durante muchos años los fenómenos paranormales en un Instituto que dependía de la Universidad Pontificia de Latrão. Él abandonó esos cursos para dedicarse, ahora, a otros trabajos. Pero me contó que, a veces, algunos cardenales le llegaron a pedir si no podrían obtener alguna comunicación, por ejemplo, de sus madres. (risas)

¿La prueba científica de la inmortalidad será considerada una revolución para la humanidad, como lo fue la Revolución Industrial?

Sí, normalmente debería ser hasta una revolución aún mayor, ¿pero nunca será así, sabe? En la Edad Media, en el Occidente, todos o casi todos creían en la vida eterna. ¡Y no se hicieron santos a causa de eso! Continuó habiendo criminales, había hombres llenos de orgullo, hombres ávidos de poder, de dinero… ¡Esa verdad no hizo al mundo cambiar mucho! Actualmente, creemos menos en la vida eterna y estamos tal vez más en riesgo de hacernos “monstruos”, pero no bastará “encontrar” la vida eterna para que todos se hagan “santos”.

De los casos que conoce, ¿qué objetivos tienen los espíritus, las personas fallecidas, que se comunican a través de la TCI o de los médiums? ¿Qué dicen ellos?

Dos motivos fundamentales: el primero es el de consolar a los seres queridos que dejaron en la Tierra y que se encuentran, muchas veces, desesperados; el segundo es el de confirmar que la vida continúa inmediatamente después de la muerte, que Dios existe – lo dicen frecuentemente – ¡que nos espera, que nos creó por amor y que todo el sentido de nuestra vida en la Tierra es el de crecer en ese Amor!

¿Qué otros científicos conoce que estén investigando esta área de la comunicabilidad con el mundo espiritual?

¡Hay muchos ya, actualmente! Está Sinesio Darnell, en España, el Prof. Senkowski, Hans Otto König, tenemos también, en Italia, a Daniele Gullà, Paolo Presi y aún más, en Brasil, en Francia… Infelizmente, no hay un nivel científico muy elevado, en Francia, en ese campo. Sería preciso mucho más. Creo que el mejor trabajo está siendo hecho, actualmente, en Italia. Hubo resultados extraordinarios con Adolf Holmes, en Alemania, pero ese no era un investigador, era alguien que recibía una gran cantidad de mensajes, de comunicaciones, pero que no tenía formación científica para hacer investigaciones. En Luxemburgo, igualmente, la pareja Julles y Maggy obtuvieron numerosas y magníficas comunicaciones, pero no poseían los medios intelectuales y de laboratorios para realizar esas investigaciones. De la misma forma, el alemán Klaus Schreiber, fallecido recientemente, no tenía los medios necesarios para la investigación científica. Hay muy pocos científicos interesados en estos fenómenos, infelizmente muy pocos, aún…

Pero las experiencias son válidas, ¿no es así?

A buen seguro, todo eso no impide que los resultados obtenidos sean extraordinarios, ni entendidos. ¡Conocí muy bien a la pareja Julles y Maggy, conocí también a Adolf Holmes, personalmente, y sé que no existe ninguna especie de fraude! ¡Asistí a algunas experiencias con él, con la pareja que ya referí, en Luxemburgo, y con Marcelo Bacci también! Bacci no tiene formación científica y, sin embargo, consigue resultados extraordinarios… ¡Sólo que no consigue proseguir los estudios!

¿Tiene algún mensaje que quiera transmitir a los Espíritas Portugueses, o a los Portugueses, en general?

Me gustaría que continuaran trabajando en este sentido. Que continúen progresando en el Amor, cada cual en su vida, porque estamos en la Tierra para aprender a amar. Que utilicen estos medios de comunicación con el más allá para confortar su fe y aún la fe cristiana, a pesar del estado catastrófico en que se encuentra la Iglesia. Esta Iglesia que no es fiel al mensaje de Cristo, pero esperemos que un día se renueve, es preciso que se trabaje para eso… ¡Pero, principalmente, es necesario conservar la fe, la fe cristiana…!

La entrevista ahora transcrita fue publicada originalmente en el Periódico de Espiritismo de la ADEP, de Portugal.

Entrevista
Autor: José Lucas

Enviado por Isabel

No Comments

 

Comments have been closed for this post.