Caridad

jul 11th, 2013 by admin in León Denis
Share on Facebook

Si indagáis, aún hoy, en cuanto a las solución de los problemas que os afligen en la actualidad terrestre, la síntesis de la respuesta todavía es aquella desde hace casi dos mil años: “Caridad de unos para con los otros”.

Caridad que se exprese como respeto y entendimiento fraternal en las relaciones de cada día;

Caridad que se torne en gentileza delante de la agresividad;

Paciencia con el desequilibrio;

Fe viva delante de las llamadas desilusiones del camino;

Optimismo frente a las pruebas;

Bendición para todos aquellos que maldicen;

Auxilio para los más jóvenes en la experiencia física, en forma de bondad y comprensión de las luchas que por ventura carguen;

Consuelo a favor de cuantos se vean transitoriamente detenidos en la madurez avanzada del cuerpo en marcha ante la renovación;

Caridad de los que saben, ayudando fraternalmente a los que ignoran;

Caridad de los que disfrutan la salud corporal, delante de cuantos se vean corroídos por los agentes de la enfermedad;

Caridad de los más fuertes, sustentando a los más débiles e indecisos;

Caridad de los que atesoran la esperanza, en auxilio de los que yacen exhaustos ante los problemas inquietantes de la vida;

Caridad de los que pueden distribuir, por lo menos migajas de auxilio, en el amparo a los que viven encarcelados en el abatimiento y la penuria;

Caridad, de los que son apoyados en la realización de los propios ideales, en la sustentación de los que lloran en la angustia;

Caridad de todos los que puedan auxiliar, de ese o aquel modo, para construir un Mundo Mejor.

Tan solamente en la caridad –Luz Divina- al fluir de nosotros en dirección a los otros, conseguiremos mejorar lo que somos y lo que tenemos, para ser lo que nos cabe ser y alcanzar los valores que deseamos.

Recordemos: El Cristo resucitó para que resucitemos, enseñó para que aprendamos, nos amó, tanto cuanto nos ama siempre, para que sepamos realmente amarnos mutuamente, y vino entre nosotros para que nos elevemos ante Él, conducidos por el amor a los que comparten nuestra existencia, en la edificación de una Tierra más feliz.

Por el Espíritu Bezerra de Menezes. Psicografía de Francisco Cândido Xavier.

Libro: “Bezerra, Chico y usted”. Página 51. Mensaje recibido el 07.04.1973.

No Comments

 

Comments have been closed for this post.