Posts Tagged ‘Entrevistas’

21
dic

Entrevista al Padre François Brune autor del libro “Los muertos nos hablan”

by admin in León Denis

“Estamos en la Tierra para aprender a amar”, Padre François Brune

Autor del libro “Los Muertos nos Hablan”, el conocido estudioso y teólogo francés habla sobre sus experiencias en el campo de las comunicaciones con los llamados muertos

El padre François Charles Antoine Brune (foto), teólogo y especialista en misticismo oriental y occidental, sacerdote ordenado en 1960, es desde 1987 considerado un observador atento de la investigación psíquica y de la llamada Transcomunicación Instrumental (TCI

Conferenciante muy apreciado por estos y otros temas afines, es también autor de muchos libros, entre los cuales están “Los Muertos nos Hablan” y “Línea Directa con el Más Allá”.

Graduado por la Sorbonne en Latín y Griego, con cinco años de estudios de pos-graduación en Filosofía y Teología en el Instituto Católico de París y un año adicional en la Universidad de Tuebingen, en Alemania, él posee los más altos grados de Teología, Griego y Hebraico

A continuación la entrevista que nos concedió y en la que habla sobre sus experiencias en el campo de las comunicaciones con los llamados “muertos”.

¿Tiene usted alguna experiencia personal con la Transcomunicación instrumental (TCI)?

Nunca hice ningún intento para recibir, yo mismo, las voces a través de la TCI. Pero asistí, frecuentemente, a las investigaciones hechas y estuve muchas veces presente cuando las voces se manifestaron por magnetófono (grabador) y tuve también la ocasión, en Grosseto, Italia, con Marcelo Bacci, de hablar directamente con una entidad, a través de un altavoz de un aparato de radio.

Conozco su libro “Los Muertos nos Hablan” y otro escrito en conjunto con un profesor de la Sorbonne, Rémy Chauvin.

Sí, “Línea Directa con el Más Allá” (“À l’ Écoute de l’Au-delá”). Hay también una traducción en castellano.

Y tiene también uno en portugués… ¿Quién es quién se comunica a través de los médiums o por la TCI? ¿Son personas fallecidas?

Pienso que la mayor parte de las veces nos comunicamos con los muertos, que viven ahora en otra dimensión. Pero a veces hemos tenido contactos también con extraterrestres, creo yo, porque muchos investigadores lo afirman. Me parece también posible el contacto con energías, simplemente, como por ejemplo en el caso de Manfred Boden.

Voy a hacerle una pregunta que podrá parecer provocadora: ¿no será una paradoja para un sacerdote católico que la Iglesia Católica crea que Jesús se hizo hombre para salvar a la Humanidad? Ahora, si  hay Humanidad o seres inteligentes en otros planetas, es porque la Humanidad no está sólo en la Tierra. ¿Cómo queda entonces la teología católica?

Para mí, eso no es ningún problema, pues no puedo hablar en nombre de la teología católica, porque no hay sobre eso ninguna posición oficial. Sólo puedo dar mi opinión personal. Lo que pienso es que todos esos planetas, todos esos mundos, todos esos seres inteligentes, fueron creados por el mismo Dios – no hay otro – y fueron también creados por el amor y, probablemente, ellos conocieron el mismo drama de la libertad. Tengo aún tendencia a creer que el Hijo de Dios reencarnó en cada uno de estos mundos y que fue ciertamente recibido de la misma forma triunfante cómo lo fue en la Tierra. Además de eso, hay aún algunos textos que parecen venir de esos mundos y que afirman eso. Tal corresponde un poco también a lo que ya decían los sacerdotes griegos en los primeros siglos del Cristianismo: según la categoría de la época, el Hijo de Dios se hizo Hombre con los Hombres, Ángel con los Ángeles, Arcángel con los Arcángeles, Querubín con los Querubines y Serafín con los Serafines… ¡Es un poco la misma idea, finalmente!

¿Serán necesarios nuevos paradigmas para que la Ciencia descubra al Espíritu?

Sí, creo que la Ciencia debe adaptarse a una realidad que le escapa en este momento. Podemos hacer una comparación: si yo fuera a pescar, para atrapar peces tengo que lanzar el hilo y tengo que adaptarme a la posición del pez. ¡No puedo pedir al pez que siga el atajo que corresponde a la posición de la línea! Las líneas son las teorías científicas para “atrapar” la realidad. Si conservo esa misma línea, nunca conseguiré “atrapar” tal realidad que se me escapa. Es, pues, necesario que la Ciencia acepte cambiar esos paradigmas, para adaptarse a nuevos niveles de realidad que de momento, repito, se les escapan.

¿Es verdad que en el Vaticano hay sacerdotes científicos que investigan esta área?

Sí, tengo la certeza que existe un pequeño equipo, compuesto de dos o tres sacerdotes, que están al corriente y que conocen estos fenómenos. Si hacen ellos mismos las investigaciones, eso ya no lo sé. Estaba el sacerdote Andreash Resh, que creó un Instituto de Parapsicología, o “Instituts für Grenzgebiete dé Wissenschaft” –IGW- “, en Innsbruck. Él enseñó durante muchos años los fenómenos paranormales en un Instituto que dependía de la Universidad Pontificia de Latrão. Él abandonó esos cursos para dedicarse, ahora, a otros trabajos. Pero me contó que, a veces, algunos cardenales le llegaron a pedir si no podrían obtener alguna comunicación, por ejemplo, de sus madres. (risas)

¿La prueba científica de la inmortalidad será considerada una revolución para la humanidad, como lo fue la Revolución Industrial?

Sí, normalmente debería ser hasta una revolución aún mayor, ¿pero nunca será así, sabe? En la Edad Media, en el Occidente, todos o casi todos creían en la vida eterna. ¡Y no se hicieron santos a causa de eso! Continuó habiendo criminales, había hombres llenos de orgullo, hombres ávidos de poder, de dinero… ¡Esa verdad no hizo al mundo cambiar mucho! Actualmente, creemos menos en la vida eterna y estamos tal vez más en riesgo de hacernos “monstruos”, pero no bastará “encontrar” la vida eterna para que todos se hagan “santos”.

De los casos que conoce, ¿qué objetivos tienen los espíritus, las personas fallecidas, que se comunican a través de la TCI o de los médiums? ¿Qué dicen ellos?

Dos motivos fundamentales: el primero es el de consolar a los seres queridos que dejaron en la Tierra y que se encuentran, muchas veces, desesperados; el segundo es el de confirmar que la vida continúa inmediatamente después de la muerte, que Dios existe – lo dicen frecuentemente – ¡que nos espera, que nos creó por amor y que todo el sentido de nuestra vida en la Tierra es el de crecer en ese Amor!

¿Qué otros científicos conoce que estén investigando esta área de la comunicabilidad con el mundo espiritual?

¡Hay muchos ya, actualmente! Está Sinesio Darnell, en España, el Prof. Senkowski, Hans Otto König, tenemos también, en Italia, a Daniele Gullà, Paolo Presi y aún más, en Brasil, en Francia… Infelizmente, no hay un nivel científico muy elevado, en Francia, en ese campo. Sería preciso mucho más. Creo que el mejor trabajo está siendo hecho, actualmente, en Italia. Hubo resultados extraordinarios con Adolf Holmes, en Alemania, pero ese no era un investigador, era alguien que recibía una gran cantidad de mensajes, de comunicaciones, pero que no tenía formación científica para hacer investigaciones. En Luxemburgo, igualmente, la pareja Julles y Maggy obtuvieron numerosas y magníficas comunicaciones, pero no poseían los medios intelectuales y de laboratorios para realizar esas investigaciones. De la misma forma, el alemán Klaus Schreiber, fallecido recientemente, no tenía los medios necesarios para la investigación científica. Hay muy pocos científicos interesados en estos fenómenos, infelizmente muy pocos, aún…

Pero las experiencias son válidas, ¿no es así?

A buen seguro, todo eso no impide que los resultados obtenidos sean extraordinarios, ni entendidos. ¡Conocí muy bien a la pareja Julles y Maggy, conocí también a Adolf Holmes, personalmente, y sé que no existe ninguna especie de fraude! ¡Asistí a algunas experiencias con él, con la pareja que ya referí, en Luxemburgo, y con Marcelo Bacci también! Bacci no tiene formación científica y, sin embargo, consigue resultados extraordinarios… ¡Sólo que no consigue proseguir los estudios!

¿Tiene algún mensaje que quiera transmitir a los Espíritas Portugueses, o a los Portugueses, en general?

Me gustaría que continuaran trabajando en este sentido. Que continúen progresando en el Amor, cada cual en su vida, porque estamos en la Tierra para aprender a amar. Que utilicen estos medios de comunicación con el más allá para confortar su fe y aún la fe cristiana, a pesar del estado catastrófico en que se encuentra la Iglesia. Esta Iglesia que no es fiel al mensaje de Cristo, pero esperemos que un día se renueve, es preciso que se trabaje para eso… ¡Pero, principalmente, es necesario conservar la fe, la fe cristiana…!

La entrevista ahora transcrita fue publicada originalmente en el Periódico de Espiritismo de la ADEP, de Portugal.

Entrevista
Autor: José Lucas

Enviado por Isabel

12
ago

Muerte y vida espiritual según la Doctrina Espírita

by admin in León Denis

- Muerte ¿Cuál es la definición de muerte?

Desde el punto de vista medico-legal, muerte es el cese irreversible de la vida (lo que significa la terminación espontánea de las funciones respiratorias y circulatorias del cuerpo y la completa ausencia de función cerebral por más de 30 minutos). Encarada por esta estremecedora y temible realidad, la raza humana ha tratado de entender desde los tiempos antiguos lo que sucede en el momento de la muerte.

Allan Kardec comienza el Capítulo Uno de El Cielo y el Infierno con preguntas que siempre nos han inquietado: “Vivimos, pensamos, obramos, he aquí lo positivo: moriremos, esto no es menos cierto. Pero dejando la Tierra, ¿a dónde vamos? ¿Qué es de nosotros? ¿Estaremos mejor o peor? ¿Seremos o no seremos?” “¿Acaso existe algo más aflictivo que el pensamiento de la absoluta destrucción? Puros afectos, inteligencia, progreso, saber laboriosamente adquirido, todo esto sería perdido, aniquilado. ¿Qué necesidad habría de esforzarse en ser mejor, reprimirse para refrenar sus pasiones, fatigarse en adornar su inteligencia, si no debe uno recoger de todo fruto alguno, sobre todo con el pensamiento de que mañana quizá no nos sirva ya para nada?”

No obstante, algo bien profundo dentro de nosotros nos dice que el fin de nuestra existencia no puede ser nuestro destino. La idea de la pre-existencia del alma y la inmortalidad emergieron en antiguas civilizaciones como la de los Caldeos, los Egipcios y los Hindúes, y ocuparon la mente de numerosos filósofos. Por ejemplo, las ideas de Sócrates y Platón sobre la sobrevivencia del alma puede ser contemplada en el siguiente pasaje: “Si el alma es inmaterial, entonces luego de esta vida deberá ir a un mundo igualmente inmaterial e invisible, de la misma forma que el cuerpo se descompone y regresa a la materia.” Hombres sabios como Pitágoras, Voltaire y Víctor Hugo, entre otros, también han expresado su creencia en la inmortalidad del alma.
Pitágoras, quien creía que el alma es inmortal, solía decir que él mismo recordaba haber nacido cuatro veces antes de haber nacido como Pitágoras. El, así como Jesús y Sócrates, no dejó ningún trabajo escrito, pero la siguiente enseñanza a sido atribuida a él: “… siempre haz juiciosas y bien pensadas decisiones para asegurar la victoria de lo mejor que existe en tu ser: el espíritu. Así que cuando abandones tu cuerpo material y te alces al éter, seas inmortal, un dios que nunca muere, ya no mas un mortal.”

Los seres humanos siempre han tenido una intuición innata de que la muerte no es el final de la existencia, y esta creencia es mucho más común que la idea que la muerte significa la destrucción total. De hecho, aquellos que realmente creen en la aniquilación son una muy pequeña minoría.
Entre aquellos llamados libres pensadores o no-creyentes existe más duda que convicción, y más miedo de la aniquilación que les gustaría demostrar.

- ¿Pero, como se explica que aquellos que creen en la inmortalidad del alma aún presenten tan fuerte apego a la vida terrestre y un tan gran temor a la muerte?

El temor a la muerte es consecuencia del instinto de conservación común en todas las criaturas vivas. En realidad, este intuitivo temor a la muerte es otra prueba de la sabiduría de Dios. ¿Por qué? Resulta que si no fuera por este temor, aquellos que creyesen en la inmortalidad del alma
pero sin el esclarecimiento de la importancia de la vida como un paso de adelantamiento espiritual, buscarían muy a menudo la interrupción de su existencia material cuando impactados por desilusiones y miserias. Por ende, la creencia en la vida espiritual nos sirve mejor cuando empezamos a entender las razones por las que vivimos y lo que nos sucede cuando entramos al reino espiritual.

Desde las primeras civilizaciones, hemos sido visitados e inspirados por espíritus. Nuestra percepción rudimentaria del mundo espiritual originó al comienzo una variedad de formas de adoración y rituales que han evolucionado a medida que nuestro intelecto se fue desarrollando progresivamente con el tiempo. Manifestaciones visuales, verbales y físicas de espíritus establecieron una comunicación entre el mundo material y el mundo espiritual. No obstante, por siglos y siglos el hombre ha continuado sin comprender claramente la existencia de la vida espiritual, creando mitos, incertidumbres, confusión y hasta temor.

Cuando las manifestaciones de los espíritus comenzaron ha ser observadas críticamente por Allan Kardec, basadas en la reproductibilidad científica y la ausencia de fraude y engaños, las revelaciones sobre la existencia de una vida futura comenzaron a tener sentido para nosotros. Solo entonces la información fragmentada y las manifestaciones ininteligibles de los espíritus fueron decodificadas en una forma racional e iluminada, culminando en la estructuración de la Doctrina Espirita.

“No fueron los hombres los que descubrieron el mundo espiritual, sino los habitantes de este mundo los que vinieron a describir su nueva condición”, dice Kardec en El Cielo y el Infierno. Indicaciones de una vida después de la muerte a través de comunicaciones de los espíritus han aparecido en todas las partes de la tierra. El fenómeno que envolvió a las hermanas Fox en el año 1848 en los Estados Unidos es considerado un punto de referencia en las comunicaciones de los espíritus. Mas reciente aún, una serie de evidencias sobre vida después de la muerte ha surgido relacionadas con experiencias cercanas a la muerte (ECM) y experiencias de vidas pasadas, especialmente en los Estados Unidos. Cientos de casos han sido observados cuidadosamente, registrados y examinados por un gran número de personas, incluyendo médicos como Raymond Moody Jr., Ian Stevenson, Brian Weiss y Melvin Morse, por mencionar solamente algunos. Ellos han conducido observaciones independientes de creencias religiosas y doctrinales, y asimismo han claramente sostenido la existencia de una vida espiritual muy activa. Las impresionantes similitudes de los testimonios de personas que han experimentado muerte clínica, entrado a la vida espiritual y regresado, han tomado el interés de los investigadores, quienes han comenzado a estudiar cambios físicos y de comportamiento que ocurren luego de experiencias cercanas a la muerte. Los primeros resultados demostrando cambios en ondas cerebrales han sido publicadas recientemente y un proyecto científico independiente se dispone ahora a estudiar los cambios en el sistema inmune luego de una experiencia cercana a la muerte. La revista Lancet, una de las mas prestigiosas publicaciones de medicina, en el año 2001 publicó un estudio relativo a 334 casos de arrestos cardiacos en Los Países Bajos demostrando que el 18% de los pacientes reportaron experiencias cercanas a la muerte. Luego de analizar los recuerdos de los pacientes sobre lo que se pasó en estas experiencias, los autores se hicieron la siguiente pregunta: “¿Cómo es posible experimentar un estado de conciencia clara fuera del cuerpo en el momento que el cerebro ya no funciona, durante un periodo de muerte clínica con un electroencefalograma de línea plana? Aún mas, también personas ciegas han descrito percepciones verídicas durante experiencias fuera del cuerpo.”

Pero estos no fueron los primeros estudios conducidos independientes de ideas religiosas o filosóficas. Albert de Rochas, en su libro Vidas Sucesivas, publicado en el año 1911, utiliza el magnetismo para inducir la regresión a vidas pasadas y colectar observaciones de las jornadas de las almas por el mundo material y el mundo de los espíritus. El declara en el capitulo IV de este libro que su trabajo lo hizo completamente independiente de las ideas de la Doctrina Espirita. Del mismo modo, Camille Flammarion en su libro “La Muerte y su Misterio” (1922) desarrolla un estudio sobre la muerte y la sobrevivencia del alma y llegó a la conclusión que “el alma es independiente de la materia orgánica y continua viviendo después de la muerte.” Y añade: “Las conclusiones logradas son el resultado de mi propio trabajo libre e independiente, sin afiliaciones con credos o sistemas religiosos.”

Como Kardec establece en El Génesis, Capitulo Uno: “Por consiguiente, el Espiritismo y la ciencia se complementan mutuamente. La ciencia sin el espiritismo es impotente para explicar ciertos fenómenos, contando sólo con las leyes que rigen a la materia, así como el Espiritismo sin la ciencia carecería de apoyo y control.”

Por lo tanto, investigadores utilizando metodologías científicas han establecidos este hecho: ¡La Muerte no existe!

De hecho, la vida reposa en el espíritu y es un proceso continuo de existencias que se alternan a la vez en el mundo material y en el mundo de los espíritus. Leon Denis en su libro Después de la Muerte establece: “No hay mejor analogía para el fenómeno de la muerte que el de la metamorfosis de la oruga (gusano) a la mariposa. El hombre reside en la crisálida que la muerte desintegra. El espíritu después de la muerte regresa a la vida espiritual, que se sigue a la vida corpórea como el día después de la noche.”
Esa analogía es también utilizada en el libro Evolución en Dos Mundos, (por el espíritu André Luiz, psicografiado por Francisco Candido Xavier y Waldo Vieira, 1958). En el proceso de completa metamorfosis típico en insectos como la mariposa, la oruga sale del huevo, crece y luego de haber alcanzado madurez disminuye su actividad progresivamente y se detiene de ingerir alimento. Los intestinos y los músculos se inactivan y la oruga, ahora pupa, busca protección en el suelo o en una planta. La secreción de sus glándulas salivales como hilos de seda mezclados con partículas del suelo o de plantas forman una crisálida que protege la pupa a medida que sus órganos pasan por una transformación completa y adaptación a una nueva forma de vida. Cuando el proceso de metamorfosis es completado, una elegante y vibrante mariposa emerge de la
crisálida y emprende vuelo.

Pero en la pregunta numero 158 del Libro de los Espíritus, Kardec pregunta si el ejemplo de la oruga que se encierra en la crisálida, y que finalmente emerge para una existencia radiante nos provee una idea adecuada de lo que es nuestra vida terrestre, de la vida que se sigue a nuestra muerte y de nuestra nueva existencia en nueva reencarnación. Los espíritus responden: “Una pequeña idea. La figura es buena; pero no debe, sin embargo, tomarse literalmente, como soléis hacerlo con frecuencia” La imagen de una mariposa nos da un sentido de belleza, ligereza y alegría y nosotros hemos aprendido que eso no es siempre el caso. Por medio de todo tipo de comunicaciones, los espíritus manifiestan una amplia gama de felicidad e infelicidad. Hemos aprendido que felicidad e infelicidad en el mundo espiritual es una mera consecuencia del grado de adelantamiento o de imperfección de ese espíritu, y que no existe el castigo eterno. Mediante sus propias observaciones, algunos científicos que han sido escépticos ahora han llegado a la conclusión que nuestro futuro en la vidaespiritual es consecuencia de nuestros propios actos en la vida material — un tópico extensamente estudiado por Kardec y compilado en su libro El Cielo y el Infierno.

- La muerte no es el final. ¿No es esta declaración contraria a la definición científica y legal de la muerte?

Definitivamente No, pues esa definición ignora el espíritu. Se refiere totalmente al cuerpo material, dado que la ciencia todavía no ha reconocido la existencia del espíritu. Kardec en sus palabras lucidas dice: “Es el conocimiento sobre la naturaleza y detalles de la vida en el mundo espiritual lo que permite a los espiritistas ver la muerte con tranquilidad y les brinda serenidad durante los últimos momentos sobre la tierra. Lo que sostiene a un espiritista no es mera esperanza, pero certeza, pues como espiritista sabe que la vida futura es la continuación de la vida presente, solamente que bajo condiciones mas favorables.”

¡No mas agonía! ¡No mas temor!

La Muerte, de acuerdo a la Doctrina Espirita, es solo un proceso de transición del mundo material al mundo espiritual, cuando la vida orgánica termina en el cuerpo humano. El espíritu continua cargando todas las experiencias y conocimientos hasta el momento adquiridos, porque la verdadera vida reside en el espíritu y no en el cuerpo.

Sonia Doi es Médico especialista en Endocrinologia, Investigadora y profesora de medicina, de la Universidade Uniformed Services Bethesda, Maryland, US. Es diretora de un laboratorio de investigación de nefrología y Directora del Allan Kardec Spiritist Society of Maryland, de la ciudad de Maryland, USA.

?
27
jul

Francis Collins: Dios se puede encontrar en un laboratorio

by admin in León Denis

Desentrañar los misterios de la naturaleza aumenta el sentimiento de sobrecogimiento
Los humanos hemos comenzado la batalla entre ciencia y fe, y nos corresponde acabarla, declara el director del Proyecto Genoma Humano y del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, Francis Collins, en la siguiente entrevista. Añade que se puede encontrar a Dios en el laboratorio de igual forma que en una catedral y que desentrañar los misterios de la naturaleza aumenta el sentimiento de sobrecogimiento, más que eliminarlo. Considera que la fe es una forma de comprender los misterios profundos que la ciencia es incapaz de resolver y que el Diseño Inteligente, una alternativa al darwinismo atractiva para muchos cristianos, es científicamente defectuosa en cosas fundamentales. Por último concluye que una teología que acepte la evolución como parte del plan para la Creación de Dios, puede ser respaldada por creyentes serios que no teman la búsqueda de la verdad.

Entrevista realizada por Jon M. Sweeney.

Francis S. Collins es autor del libro The Language of God: A Scientist Presents Evidence for Belief (2007), así como uno de los científicos actuales más respetados, y un reconocido creyente de la fe cristiana. En 2001 fue distinguido con el Premio Príncipe de Asturias a la Investigación Científica y Técnica.

- Usted es director del Proyecto Genoma Humano, pero parece que ha ganado una cierta notoriedad bajo el título del “científico que cree en Dios”. ¿Se siente “llamado” a representar ese papel, en este momento de la historia?

Yo no diría tanto, dado que la expresión “ser llamado” implica algún tipo de “misión” especial encargada por Dios, y sólo Dios conoce cuáles son nuestras misiones. Ciertamente, he tenido la fortuna de que se me pidiera liderar una empresa científica de importancia histórica, el Proyecto Genoma Humano, y este hecho aún hoy me maravilla. Uno de los objetivos del proyecto ha sido considerar las implicaciones éticas, legales y sociales de los rápidos avances en la investigación genética. Dado que la mayoría de los americanos son creyentes, ha resultado natural incluir algunas reflexiones teológicas en dichas consideraciones, y mi propia divagación sobre ciencia y fe podría ser considerada como parte de ese esfuerzo. Muchos científicos, como yo, creen en Dios, pero en general hemos estado más bien callados acerca de nuestras creencias. Sin embargo, creo que vivimos un momento crítico, especialmente en los Estados Unidos, frente a la decisión de cómo buscar verdad y sentido a nuestra vida ante el siglo XXI. Evidentemente, necesitaremos a la ciencia para que nos ayude a resolver muchos de nuestros problemas (enfermedades, sistemas de comunicación, cuidado del planeta). Pero una aproximación puramente materialista, desprovista del aspecto espiritual de la humanidad, nos empobrecerá. Después de todo, han existido ya en la historia intentos de este tipo que resultaron devastadores, como la Rusia comunista. Los humanos hemos comenzado la batalla entre ciencia y fe, y nos corresponde acabarla. Si puedo contribuir de alguna manera a redescubrir la armonía entre ambas, entonces me sentiré verdaderamente bendecido.

- Usted ha dicho que el ADN es “la lengua de Dios”. ¿Lo dice literalmente o en sentido metafórico?

Un poco en ambos sentidos. Creo que el universo fue creado por Dios con la intención concreta de dar lugar a vida inteligente. Dado que en el ADN se encuentra la información molecular de todas las cosas vivas, se puede entender éste como el “Logos” que Dios ha usado para dar vida a los seres. No me entienda mal, es evidente que el proceso de la evolución por selección natural durante cientos de millones de años es el “cómo” que explica la maravillosa diversidad de la vida. Pero este cómo no contesta a la pregunta de “¿por qué?”. Creo que Dios es la respuesta a esa pregunta.

- Como científico, usted ha probado sus suposiciones y creencias. Pero, como cristiano, usted ha dicho que ha dado “un salto de fe”. ¿Por qué estos dos caminos diferentes?

Quizá no sean tan distintos. Tanto ciencia como fe son formas de buscar la verdad. La ciencia la busca observando como funciona el mundo natural, y la fe busca respuestas a cuestiones más profundas, como ¿por qué hay algo hay en lugar de nada? o ¿cuál es el sentido de la vida? o ¿existe Dios? Todo requiere un cierto elemento de fe, no se puede ser científico si no se tiene fe en el hecho de que existe un orden en la Naturaleza y que ésta se comportará de una manera reproducible y predecible. Pero esto no constituye una prueba –aparentemente Dios tenía la intención de dejarnos tomar esta decisión. Quizá un salto de fe como éste suene arrebatado a un materialista convencido pero, ¿puede usted demostrar la belleza o el amor?

- En un comentario que escribió recientemente para CNN.com, mencionó que el “40 por ciento de los científicos en activo se reconocen creyentes”. Este número me parece un poco sorprendente. ¿Es eso cierto? ¿Están muchos de ellos “en el armario”?

Una famosa encuesta realizada en 1917, y de nuevo en 1997, documentó este porcentaje acerca de las creencias de los científicos. Mucha gente se quedó sorprendida por esta estadística, y también por el hecho de que el número no hubiese cambiado durante el siglo XX. ¿Por qué no se escucha más sobre esos científicos creyentes? Existe un tabú acerca de la discusión de temas de fe en los círculos científicos, y los científicos creyentes a menudo temen que sus colegas les vean como menos rigurosos intelectualmente si reconocen que creen en Dios.

- ¿Cómo cultiva usted su vida espiritual? ¿Diariamente, semanalmente?

Trato de no hacer divisiones. Intento dedicar tiempo a la oración por la mañana, cuando el resto del mundo aún está en silencio. Pero también trato de mantener mi lado espiritual despierto y alerta durante el día. Tengo una Biblia en mi mesa de trabajo. Pero, para ser honesto, no soy modélico en este aspecto. A menudo me doy cuenta de que, al final del día, las inevitables urgencias cotidianas pueden con mis intenciones de ser más equilibrado. Y normalmente tampoco soy un practicante regular. Sería por tanto más justo decir que aún intento profundizar en mi relación con Dios, y que ésta es una tarea para toda la vida.

- Volviendo al comentario que usted escribió para la CNN, me encanta su frase final: “A través de la investigación de la majestuosa e impresionante obra de Dios, la ciencia puede realmente ser un medio de culto”. Me pregunto si esto quiere decir que su trabajo científico, en sí mismo, alimenta su vida espiritual…

Completamente. Como científico que además es creyente, descubro en la exploración de la naturaleza una vía de comprensión de la mente de Dios. Se puede encontrar a Dios en el laboratorio, de igual forma que en una catedral.

- Usted es un científico al que claramente le interesan los misterios (una palabra que he comprobado que usa a menudo) del mundo físico. ¿No dirían muchos de sus colegas de la comunidad científica que el propósito de la ciencia es eliminar el misterio tanto como sea posible?

¡Por supuesto! Pero siempre quedan más cosas por explorar. Y, según mi experiencia, desentrañar los misterios de la naturaleza aumenta el sentimiento de sobrecogimiento, más que eliminarlo. La fe es además una forma de intentar comprender los misterios profundos que la ciencia es incapaz de resolver, por ejemplo, el sentido de la vida.

- ¿Cree usted que resulta significativo que su libro, The Language of God, haya recibido el premio Libro del Año sobre Evangelismo 2007 por parte de la revista Christianity Today? ¿Ve usted en ello una señal de que la comunidad cristiano-evangélica se encuentra en un momento clave de cambio en lo que se refiere a la reducción de la guerra cultural contra la corriente principal de la ciencia, que tanto ha caracterizado al evangelismo moderno?

Me gustaría pensar que podría ser verdad, pero evidentemente aún muchos miembros de la iglesia cristiano-evangélica siguen desconfiando profundamente del pensamiento evolucionista, y pienso participar en un esfuerzo concertado entre científicos, teólogos y pastores para el desarrollo y la expansión de una nueva teología que festeje lo que la ciencia nos está enseñando sobre la sorprendente creación divina, en lugar de resistirse a esa información.

- Los principales cambios en la cosmovisión han afectado profundamente a la teología a lo largo de la historia. Por ejemplo, la revolución copernicana nos hizo pensar de manera muy distinta sobre el cielo y su localización. ¿Qué cambios teológicos cree usted que están emergiendo a raíz de la comprensión de la creación desde la perspectiva de la evolución?

No veo conflictos irreconciliables entre el libro del Génesis y la ciencia evolucionista, dado que lo que estamos aprendiendo acerca de la relevancia de todos los sistemas vivos a través de la información del ADN nos ofrece la oportunidad de una nueva y excitante interpretación del plan de Dios en la creación del ser humano a su imagen y semejanza. Una interpretación ultra literal del Génesis, como la que acepta el Young Earth Creationism no puede reconciliarse con las verdades sobre el universo que Dios nos ha permitido descubrir. El Diseño Inteligente, una alternativa al darwinismo atractiva para muchos cristianos, es científicamente defectuosa en cosas fundamentales. Pero una teología que acepte la evolución como parte del plan para la Creación de Dios, a la que yo llamo Bios (vida) a través del Logos (la palabra de Dios), o simplemente BioLogos, puede ser respaldada por creyentes serios que no teman la búsqueda de la verdad.

- En The Language of God, usted menciona que los cristianos evangélicos reaccionan de manera negativa a sus conferencias –abandonando la sala, por ejemplo-. ¿Estas reacciones han aumentado o se han reducido a partir de la publicación de su libro? Y, como creyente, ¿cómo le hacen sentir?

Sí, recibo regularmente e-mails de los evangelistas que me llaman la atención por “vender” la ciencia, o por elegir el culto a la ciencia en lugar de a Dios. He sido amenazado con la excomunión por un creyente indignado, aunque ni siquiera soy católico. Por supuesto me preocupa que la información que tanto me afecta provoque semejante resistencia en otros creyentes, gente razonable y afectiva, pero creo que estas reacciones simplemente reflejan la intensidad de la batalla actual entre las voces extremistas que han dominado las ondas de radio y las ventas de libros durante tanto tiempo. Si soy capaz de suministrar algunas bases para desarmar esta batalla, apuntando hacia la conclusión de que se puede tanto confiar en la ciencia para alcanzar verdades sobre la Naturaleza, como ver la mano de Dios en la forma en que la Naturaleza ha sido creada, entonces este esfuerzo hará que valgan la pena las disputas ocasionales.

Esta entrevista, realizada por Jon Sweeney, se publicó originalmente en inglés en la revista Explorefaith, y se publica en español con autorización del entrevistador.

21
jun

El Mundo Espiritual y nosotros

by admin in León Denis


R.E. – La gente habla mucho sobre el mundo invisible o espiritual. ¿Dónde está ubicado?

RAÚL TEIXEIRA – Sí, es verdad. La gente habla mucho del mundo invisible, el mundo espiritual, del más allá. En todas las creencias y a través de las diferentes épocas, los seres humanos han tenido la comprensión de la existencia de este lugar más allá de la Tierra, ya sea a través de la intuición o por medio de la revelación de los espíritus.

Sin embargo, debido a la etapa de maduración de los individuos y de las sociedades que éstos constituyen, ha surgido la necesidad de ubicar esta región. Es así como nos comenzamos a relacionar con los Campos Elíseos, con el Infierno, con el Reino de los Muertos, donde creíamos que los muertos, los espíritus, vivían.

Con las enseñanzas que recibimos en el Nuevo Testamento, nos encontramos con Jesucristo ayudando a los espíritus perturbados o hablando con espíritus nobles, lo cual nos ha hecho admitir que aquellos espíritus han venido existiendo a lo largo de la humanidad. No obstante, en el Nuevo Testamento, el Apóstol Pablo afirma que estamos rodeados por nubes de testigos.

En el Libro de los Espíritus, presentado por Allan Kardec, el codificador del Espiritismo, contamos con importante información sobre el hecho de que los espíritus pueden saber acerca de nuestros pensamientos más profundos, como así también influir en nuestros pensamientos y acciones. Esto nos hace pensar que estamos inmersos en un océano espiritual. Consideremos, entonces, que lo que diferencia el mundo material de aquello que llamamos mundo de los espíritus o del más allá, es sólo nuestro estado vibracional.

La materia en sí misma impone un descenso de la frecuencia en la que el espíritu vibra, funcionando como si fuese una lámpara de pie.

El mundo espiritual está constituido por el mundo normal primitivo – en este caso el término primitivo no significa inferior o retrógrado, sino que se refiere a lo original, a lo inicial. De este modo el más allá está aquí. Todos nosotros estamos inmersos en él, los vivos y los muertos, separados solamente por las frecuencias en que nos expresamos.

R.E. – El espíritu André Luiz – a través de la mediumnidad psicográfica de Francisco Cándido Xavier – dice que la proporción entre desencarnados y encarnados es de 4 a 1. ¿Se está refiriendo a las nubes de testigos mencionadas por el Apóstol Pablo?

RAÚL TEIXEIRA – Teniendo en cuenta la proporción que presenta el espíritu André Luiz, podemos reflexionar sobre dos importantes aspectos de la vida en la Tierra.

Si consideramos que la población desencarnada es casi cuatro veces la de los encarnados – al menos cuando se presentó esta proporción – esto significa que realmente estamos sumergidos en un océano de seres espirituales o, si quisiéramos filosofar con Platón, en un océano de “eidos” – de psiquis (en Homero la psiquis separada del cuerpo físico era considerada como un ser más o menos material, eidolon, un fantasma que habita los infiernos (Reino de los Muertos) y aparece en forma de humo contorneado, algo volátil, en forma de sombra.

Por otra parte, si estamos inmersos en este océano psíquico que lo inunda todo, esto nos hace creer que hay una comunicación, un vínculo entre la psiquis que vibra en la misma frecuencia, o en frecuencias similares. Esto reafirma lo que podemos llamar una ley de afinidad, puesto que tendríamos diferentes niveles y tipos de conexiones, que es precisamente lo que vemos por todo el mundo. Los fenómenos de afinidad nos hacen pensar acerca de los grupos humanos que existen, constituidos sobre la base de sus afinidades, a nivel profesional, artístico, deportivo, religioso, vicioso o criminal.

R.E. – ¿Si existe, por lo tanto, influencia entre ambos mundos, deberían sólo los médiums estar vigilantes de sus actos o esto es válido para cada uno de nosotros?

RAÚL TEIXEIRA – Según el pensamiento de Kardec, por el que todos los seres humanos somos más o menos médiums, y considerando que es raro para nosotros encontrar a alguien que nunca haya sido tocado por los espíritus, sin importar de qué niveles o intensidades de sensibilidad puedan ser, por lo tanto, debido a la ley de afinidades, todos nosotros somos capaces de conectarnos con ondas provenientes de las mentes de otros individuos encarnados (vivos) y también desencarnados (muertos).

El fenómeno de contactos psíquicos es tan común, tan natural, que casi nunca son advertidos por las personas involucradas, exceptuando a aquellos que tienen conocimiento de este fenómeno, y se dan cuenta qué está ocurriendo o, quienes sin embargo, son poseedores de canales mediúmnicos significativos, tienen o no el conocimiento formal del mismo, y son capaces de observar las ocasiones en que estas influencias ocurren. Desde esta perspectiva, toda persona debería ser cuidadosa con las formas y niveles de actividad psíquica y pensamientos propios, ya que no sólo los religiosos y creyentes están inmersos en este océano psíquico, sino todas las criaturas que viven en el planeta.

R.E. – Según el Espiritismo, la mediumnidad sirve como un instrumento para ayudar a los desencarnados que sufren e incluso a los obsesores. ¿Pueden los espíritus superiores tratar a los espíritus desencarnados sin la contribución de los médiums?

RAÚL TEIXEIRA – En realidad los espíritus superiores son aquellos que tratan a los espíritus sufrientes de cualquier clase y que se encuentran en el más allá.

La contribución que los médiums encarnados brindan al trabajo de los espíritus superiores es de una relevancia mínima, cuando consideramos las condiciones morales – intelectuales generales de los médiums.

Cuando pensamos lúcidamente, no podemos admitir que con el poco tiempo dedicado a las tareas mediúmnicas – es decir cuando se cuenta con médiums aplicados – con una o dos horas a la semana, podemos llevar a cabo un gran trabajo en el servicio de ayuda a los sufrientes u obsesores de cualquier tipo.

Por otra parte, es difícil imaginar que médiums que aún no se han liberado de sus propios vicios, cualesquiera que sean, puedan ofrecer una gran ayuda al mundo invisible: médiums que todavía son prisioneros de pasiones molestas, envidias, celos u odio; médiums que sufren de una seria fobia a los libros (miedo a leer) y que eligen la ignorancia, creando explicaciones falsas para los problemas de la vida, en lugar de buscar las respuestas que el Espiritismo tiene para nosotros; otros médiums que, desafortunadamente están más interesados en presentarse a ellos mismos con sus pocos poderes y con un ego inflado, en lugar de servir de apoyo y dar lugar a la luz, la comprensión, la salud y la paz emanando de él o ella hacia todos los demás.

No hay duda de que los médiums encarnados ofrecen su cooperación a los guías invisibles, a través de la tarea a la cual están conectados. Sin embargo, los guías a quienes nos referimos, necesitan estar dotados de un profundo espíritu de comprensión, de un intenso amor por su semejante y de mucha paciencia, de modo que así puedan ayudar en las necesidades del desdichado desencarnado y pasar por alto las deficiencias –casi siempre alimentadas bajo una gran cantidad de justificaciones– de muchos médiums que se presentan diciendo que quieren hacer el bien, pero quienes, en lo más profundo de su ser, no son ni siquiera capaces de trabajar internamente consigo mismos, en el esfuerzo de superar sus malas tendencias o sus limitaciones.

R.E. – Es común para la gente tomar conciencia de su mediumnidad así como del Espiritismo y, por este motivo, tienen el deseo de crear un grupo Espírita. Sin embargo, León Denis, la persona que continuó los trabajos de Kardec, menciona en su libro En lo Invisible, que la formación de grupos requiere reglas y condiciones. Muchos intentos resultan infructuosos, un gran número de grupos no gozan más que de una breve existencia, como resultado de la falta de paciencia, dedicación y cohesión. ¿Basado en su conocimiento y experiencia, podría decirnos cuales serían las mejores pautas para tener éxito en la formación de un grupo Espírita?

RAÚL TEIXEIRA – A fin de alcanzar el éxito en cualquier formación Espiritista, ya sean grupos de estudio Espiritistas o reuniones para practicar Espiritismo, a los que se denomina reuniones (o sesiones) mediúmnicas, es importante prestar atención a algunos pocos puntos que son muy importantes, indispensables:

a- Un Objetivo Superior – el deseo de consagrarse a una actividad virtuosa, aplicando las indicaciones de los espíritus nobles, los guías de la humanidad.

b- El deseo de dar un significado a la existencia corporal – la buena voluntad de superar la ignorancia; el amor por el estudio; amor que se irá desarrollando lentamente, siempre y cuando, la persona interesada se imponga a sí misma la disciplina para ser exitosa; la motivación para servir a los hermanos y hermanas en el camino de la evolución, sin ingenuidad, pero concientes de que la gente es lo que es y que ellos se encargarán del deseo, de la voluntad, y de la iniciativa de aplicar en sus vidas el conocimiento adquirido con el Espiritismo.

c- Saber cómo trabajar en equipo – siempre será complicado formar un grupo Espiritista con absolutistas que quieren ser dueños y en todo momento tener la última palabra; con otros que verdaderamente tienen una actitud de “dejar hacer”, quienes desean complacer a todos en cada situación; y con aquellos a los que no les gusta actuar, servir, trabajar, o moverse, convirtiéndolos en lectores ineptos y polemistas y para quienes es suficiente orar mucho, y transferir las responsabilidades humanas a los desencarnados.

En un grupo Espírita deberíamos ser siempre hermanos y servidores los unos de los otros, sin desviarnos de los principios Espiritistas, tal como Allan Kardec nos los hizo llegar. No deberíamos perder la capacidad de utilizar las enseñanzas de Cristo en alusión a la coherencia que deberíamos tener, en nuestra manera de decir “sí, sí, no, no”. Aquellos que son parte del grupo, serán responsables de desarrollar en sí mismos el gusto por estudiar seriamente el Espiritismo, motivando e inspirando a otros los mismos afortunados caminos.

Seguros de que el Espíritu de Verdad en las páginas Espiritistas nos convoca a amarnos y a instruirnos, deberíamos dedicar nuestros mejores esfuerzos de modo que el grupo Espiritista que se forme, o aquel en que trabajamos, no se aleje ni siquiera un poquito del amor y de la instrucción, de tal manera que la contribución a la sociedad en la que vivimos, sea madura y estimulante.

R.E. – El Espíritu Emmanuel, guía espiritual del médium Chico Xavier, expresó que para alcanzar el éxito en la ejecución del trabajo Espírita, uno necesitaba disciplina, disciplina, y disciplina. La repetición de la palabra era sólo para enfatizar su importancia vital para el médium, o ¿tiene otros significados?

RAÚL TEIXEIRA – Lo importante es que la repetición de la palabra disciplina, que no es precisamente una figura del lenguaje o el refuerzo de una idea, nos hace comprender cuan importante e indispensable es la disciplina para todo aquel que desee alcanzar alguna actividad en el mundo con perfección.

Por ejemplo, les preguntamos a los músicos y a las bailarinas sobre la disciplina que necesitan para mostrar su talento y recibir el reconocimiento y aplauso del público. Ellos responden que necesitan horas y horas de exhaustivo ensayo, repitiendo una y otra vez, aquello que necesitan perfeccionar, y una dieta equilibrada para que el cuerpo se mantenga en una buena forma. Le preguntamos a actores – de teatro, cine o televisión – y a atletas acerca de la disciplina que ellos necesitan para superarse, y convertirse en verdaderos íconos de la interpretación y vencer sus límites corporales. Ellos manifestaron que requieren horas y horas de exigente ensayo y entrenamiento, que les imponen repeticiones innumerables veces, buen cuidado y ejercitación de su memoria, y respeto por los valores nutricionales de la comida que ingieren, de tal modo que durante las presentaciones todo marche bien, de acuerdo al plan para alcanzar el éxito.

Los médiums no son diferentes. Hay una necesidad de disciplina en el uso que ellos hacen de todo lo que la vida les ofrece. No deberían comer ni demasiado ni muy poco, sino tanto como su estructura física les demande. Evitar el alcohol – que nos quita la lucidez y control de nuestras acciones – ya que no sabemos en qué momento nos corresponderá hacer el bien. Sean cuidadosos con el contenido de lo que leen y miran, como así también con los temas que discutan, porque al saber que la mente – el instrumento primordial utilizado en la tarea de los médiums – se impregna con estos productos, que luego pueden interferir en la concentración y en los procesos psíquicos de filtración, además del pensamiento molesto que emerge ante cada escena incorrecta, o algún texto o fragmento de una conversación que uno aprehende.

Tenemos aquí unas pocas razones por las cuales el médium Francisco Cándido Xavier, cuyo tutor espiritual fue Emmanuel, fue capaz de actuar con luminosa y servicial mediumnidad a lo largo de más de 70 años. Él trabajó como un intérprete leal de los Espíritus Superiores además de ser un buen enfermero para los espíritus sufrientes, encarnados o desencarnados, sin siquiera una queja, sin ningún tipo de demanda material, y sin alardear, viviendo la virtud de amar a Dios y al prójimo, más allá de cualquier interés personal, viviendo la virtud de amar a Dios y al prójimo sin ningún interés personal. La disciplina que vivió Chico Xavier lo ha convertido en el más grande modelo de nuestros días, y para los días venideros de nuestro planeta.

* Raúl Teixeira es una de las personas más renombradas dentro del Movimiento Espirita mundial en la actualidad. Médium y orador, el Dr. Teixeira ha disertado en más de 35 países de Europa, Asia, África y América. Profesor de Física, Raúl Teixeira también se ha doctorado en Educación y ha consagrado su vida a la difusión del Espiritismo. Raúl tiene publicados 28 libros Espiritistas, y continúa produciendo muchas obras mediúmnicas a través de la psicografía. Su fundación de beneficencia, Remanso Fraterno, ha ayudado a cientos de jóvenes y niños en riesgo en Niterói, RJ – Brasil.

Articulo Extraído de la Revista Espírita

 

27
abr

Raúl Texeira habla sobre la clonación de células madre

by admin in León Denis

Hola buenas tardes, yo quisiera hacer una pregunta a Raúl para que profundizara sobre el tema que en su conferencia toco de una forma, creo yo, un poco superficial y me gustaría que diera su opinión sobre el tema que esta tan de actualidad acerca de la clonación para extraer las células madre con tal de poder producir órganos para realizar transplantes y a ver que opinión se da desde el punto de vista espírita frente a este problema que en la actualidad hay entre moralistas y no moralistas.

Raúl Teixeira:

- Cuando tuvimos el trabajo de Luis Pasteur que demostraba que no existía, de la manera que se creía básicamente en Europa, la generación espontánea; que de una piedra no podía nacer un ser vivo, que de granos de cereales no nacían ratones…Todo eso causó en Europa un escándalo muy grande porque se escribieron libros y libros afirmando que él, Luis Pasteur, estaba loco. ¿Cómo no creer en la generación espontánea?.

Y la ciencia, después de Pasteur, ha confirmado que existe la generación espontánea pero no la instantánea, porque todas las cosas en la vida nacieron espontáneamente pero no instantáneamente como se pensaba en el tiempo de la generación espontánea. Así es que hoy día todos nos acordamos de aquellos que pelearon en contra de Luis Pasteur, hoy se habla de pasteurización, hoy se habla de microbiología, hoy se habla de microorganismos y no nos damos cuenta que eso fue una revolución en el siglo XVII, XVIII, XIX, en el siglo de Pasteur, el siglo XIX.

Con la clonación no iba a ser diferente. Lo que pasa que los biólogos, los bioquímicos, los biofísicos y los ingenieros genéticos empezaron a hacer un trabajo, de descubrir los llamados secretos de Dios y eran secretos mientras no teníamos posibilidades intelectuales de penetrarlos, de conocerlos, pero siempre el libro de Dios estuvo abierto para todas las mentes, a la vez que las mentes estuvieran listas para eso. ¿Entonces que ocurrió?, después de la biología molecular se creó la ingeniería genética que ahora era una forma de pensar como es que la naturaleza, según la ciencia, hubiera construido al hombre, al cuerpo humano, y se empezó a estudiar esa cuestión. Y llegaron a conclusiones fantásticas, maravillosas, importantes, para que pudiésemos comprender cuanto tiempo llevamos en la humanidad, para descubrir las cosas que Dios ha puesto siempre al alcance de nuestras posibilidades.

Los ingenieros genéticos se dieron cuenta de que todas nuestras células tienen y resumen el cuadro de toda nuestra constitución orgánica, como si pudiéramos observar en una gota de agua todo el ambiente alrededor, porque por un proceso de transmisión de la luz de reflexión todas las células nuestras tienen el mapa cromosómico de todo nuestro cuerpo, ¿qué hacen los científicos si quieren construir otra célula igual?, ¿qué hace la naturaleza?, ¿por qué hay un modelo organizador biológico que los científicos no han descubierto todavía pero que existe?, ellos saben que hay un plan que dirige el desarrollo de la célula; hay un plan, porque si cortamos una parte del cuerpo dentro de poco tiempo aquellos tejidos están listos de nuevo, están sanados de nuevo, la célula tiene la misma condición de la anterior; Y así se sabe, se cree, se admite, que hay un plan biológico que las reconstruye.

Si se quiere producir un tejido de un organismo, de un órgano nuestro se quita el núcleo de la célula, por ejemplo de una célula de la planta del pie, se abre el núcleo y se pone material nuclear de una célula de otro órgano y en aquella célula de la planta del pie va a desarrollarse el órgano de acuerdo con aquel material biológico que fue puesto allí, sin ningún problema, porque es por la doctrina espírita que sabemos que nuestro periespíritu es el modelo organizador de la forma y que él está ubicado en cada una de las células de nuestro cuerpo. Cada una de las células de nuestro cuerpo esta vinculada a nuestro periespíritu que tiene el mapa general de nuestro cuerpo. Así está explicada la cuestión desde el punto de vista del Espiritismo.

Pero para la medicina esto es increíble, según la ciencia biológica cada ser tiene el cuadro genético en los genes que traen un retrato, una foto, un registro de todo lo que somos, de todas nuestras condiciones orgánicas, y eso se transfiere para otro núcleo que se desarrolla y crea aquel otro órgano que se quiere crear. Si yo tengo necesidad de construir un nuevo hígado, por ejemplo, tengo que tener una célula correspondiente al hígado para abrirle el núcleo y permitir que con el relleno de otro núcleo sano, por ejemplo, nosotros podamos lograr obtener otro hígado a lo largo del tiempo del desarrollo de aquel órgano.

De la misma manera como pasa cuando el feto se esta desarrollando en el vientre de su madre cuando sus órganos partiendo de una célula van desarrollándose y desarrollándose, y dentro de poco tiempo hay en aquel pequeño ser de poco menos de 3 centímetros un corazón que late fuerte y que las máquinas lo pueden captar. Entonces es el corazón desarrollado por que cuando se fecunda la célula femenina por un espermatozoide comienzan a desarrollarse todos los hilos que van a dar paso al crecimiento del sistema nervioso, del sistema óseo, del sistema muscular… Todo eso ya está definido en aquel pequeño ser que comienza en los llamados blastos. Son los blastos del embrión que comienzan a desarrollarse y después van tomando forma. Los científicos han descubierto como esas cosas comienzan a conformarse y lo hacen pero cuando se realiza ese trabajo con el núcleo de una célula hay 2 posibilidades. Si se quiere que aquella célula llamada célula madre o célula tronco, a la vez que clon es la rama entonces tenemos una célula tronco. Cuando se quiere clonar el hígado, por ejemplo, el corazón, hueso u otra cosa, se le da determinado tratamiento. Cuando se quiere conformar el cuerpo entero de un animal, se le da otro tipo de tratamiento.

En estos momentos, se podría decir que la ciencia genética no está preocupada con formar nuevos cuerpos. Está dirigiendo sus investigaciones para formar nuevos órganos para atender a las necesidades de salud de las personas.

Aunque en Italia el doctor Antinori esté trabajando con mujeres que le han pagado para que él pueda reconstruir a sus hijos muertos a través de la clonación. Pero ese es otro problema, en el cual no está envuelta la ciencia mundial, es un trabajo de un científico, de la misma manera que decimos que la ciencia no ha confirmado las tesis espíritas pero muchos científicos si lo han hecho. También desde su campo no se puede decir que la ciencia genética está queriendo formar un cuerpo humano. Ahora, todavía no, pero hay científicos que tienen derecho a tener curiosidad científica y que lo están haciendo y que lo van a llevar adelante porque si un país lo prohíbe, otro le abrirá las puertas. Y pensamos nosotros que a pesar de que hoy los EEUU se están poniendo en contra por presiones religiosas, políticas, etc… , no van a soportar imaginar que Rusia, es un ejemplo, puede estar al frente de ese proceso, que China, por ejemplo, puede estar al frente de ese proceso. Porque se trata de cuestiones económicas también, no sólo éticas, no sólo religiosas, mucho menos religiosas, pero cuando algún científico, cuando alguna escuela de ciencia, haya demostrado y logrado obtener determinados progresos en ese área, los EEUU no van a desear que ese poder salga de sus manos, a la vez que se están llevando científicos de todo el mundo para su país.

Tenemos varias vertientes en esa cuestión. Importante es para nosotros saber que el Espiritismo no está en contra de ningún progreso, por que todos los progresos que llegan a la tierra vienen de Dios. Sino logramos comprenderlo ahora, es un momento de la humanidad. Pero llegará el momento, el tiempo en que lo entenderemos, lo comprenderemos, y si pensamos que ahora la mentalidad humana está lista para hacer monstruos como si fuera ese un deseo científico. Construir monstruos, con todos los monstruos que ya tenemos en la humanidad, bonitos, bien hechos, rubios,… ¿no? (risas del público).

Por tanto no es así, esos progresos han llegado al mundo por que Dios lo ha permitido. Tenemos que vibrar para que lo que sea mejor pueda llegar al mundo en el momento en que la humanidad lo pueda recibir.

Mientras la humanidad tenia a sus mujeres muriendo después de la gestación, después del embarazo, por los problemas de infecciones hospitalarias, que existieron hasta el momento que el doctor Samer Baez se dio cuenta del problema de la asepsia, y toda esa cuestión que envolvía la muerte de las mujeres se cambiaron y ahora con todos los progresos de la asepsia, ¿cuántas son las mujeres que se mueren todavía con problemas de infecciones?, por que ésas tienen en su expiación la necesidad de aquel tipo de muerte pero no se puede decir que las mujeres que van a tener hijos van a morirse de infección.

Vemos que los progresos van llegando a la vez que los hombres lo merecen, antes de la anestesia ¿cómo se podía sanar una herida de guerra?, por ejemplo, un balazo, una cosa así, se ponía sobre la herida abierta aceite hirviendo por que la quemadura se sabia tratar, pero no tenía como dársele anestesia o coserle la herida, por que no tenia recursos. Hoy se habla de hilo quirúrgico con la mayor tranquilidad, puntos quirúrgicos con la mayor tranquilidad, hoy los hay con hilos, con metales, … Un niño se accidenta y ha recibido 10 puntos sin mayores problemas, y esto antes era una tragedia. Así vemos que la humanidad siempre se ha resistido mucho a los progresos, y la clonación no podía fugarse a esa realidad histórica, evolutiva, de nuestra sociedad humana.

Para nosotros, los espiritistas, es de una gran importancia saber que Dios nos abre la posibilidad de disminuir los problemas de la creación humana. Entonces cuando empezamos los procesos de fertilización humana in vitro, ¿cuántas fueron las voces que se levantaron en contra?. Pero el doctor Bezerra de Menezes afirmaba que era una contribución de la divinidad para las mujeres del mundo, con deudas morales, que tenían amor para ofrecer pero su organismo no tenia condición para la fecundación.

La fecundación se hace fuera y después el embrión se ubica en su intimidad y para esto ella sirve y da paso al desarrollo del nene, ¿cuál es el problema ético?; lo del problema ético que surge de ésta cuestión son los vientres de alquiler, es otra cuestión. La cuestión científica de fecundación in vitro no es algo malo, aunque es un problema social, moral,… de vientres de alquiler, mujeres que quieren tener hijos para otras mujeres, es otra cosa, no es ese el problema científico, el problema de la ciencia era demostrar si era posible para una mujer que no puede ser fecundada en sí misma, que la fecundación con su óvulo y con el espermatozoide de su marido se hiciese in vitro, y después el embrión se ubicase en su intimidad.

Es un problema para el que la sociedad tiene que madurar, hay que madurar los valores de la sociedad ante la moral, para que lleguemos a conclusiones morales en esas cuestiones.

Así también tenemos ahora la cuestión enfocada de la clonación, nosotros los espíritas, por que Allan Kardec ha enseñado en “La Génesis” que la doctrina marcha par y paso con la ciencia, es una ciencia de progreso, progresiva siempre, nosotros no debemos de temer a ningún progreso; al contrario, vibramos los progresos que llegan hacia la humanidad y vamos a imponer valores morales siempre que veamos que las cosas están siendo utilizadas de una manera inmoral y así no es necesario llegar a la clonación para que lo veamos; por que si utilizan hoy en día el propio Evangelio de Jesús para finalidades inmorales, para sacar dinero a muchas personas, para explotar la mentalidad de muchas personas y nadie habla nada, parece que está todo bien.

Como la clonación es algo que pertenece al área de la ciencia, vamos a esperar con tranquilidad, con mucha confianza, de que Dios no duerme y que nosotros y nuestra mentalidad no somos mas interesados en el bien que el propio creador de la humanidad. Dios está permitiendo que los científicos lleguen a esas conclusiones y hagan sus experimentos. Por que nosotros que no somos científicos y no entendemos de eso, que no vivimos esa moralidad, ¿qué estamos exigiendo de los otros?

Mientras estamos preocupados con los progresos de los trabajos y experimentos de los científicos ahí están nuestros hijos en la drogadicción, en la sexualidad desequilibrada, en los crímenes… y nosotros no estamos ocupados con ellos, y estamos tan preocupados con la clonación, cuando deberíamos darles a los hijos nuestro ejemplo de dignidad porque ellos van a buscar dentro de poco tiempo las cuestiones morales de la clonación, necesitan estar bien equipados de valores morales que muchas veces no estamos tan preocupados en dárselos. Ahora nos parece que no hay motivos para miedos, para temores, para temblores, …

Dejemos en las manos de la ciencia y tratemos de aquellas que están bajo nuestras manos y todo saldrá perfecto.

Raúl Teixeira en el IX Congreso Espírita Nacional

19
abr

“El Espiritismo es un diamante que no debe ser fragmentado”

by admin in León Denis

La autora de la serie Mediumnidad y Espiritismo, Simoni Privato Goidanich, que viene siendo presentada en el canal TheEstudiosEspiritas de Youtube, habla sobre su iniciación en el Espiritismo y dice cómo va el movimiento espírita en Uruguay, donde actualmente reside.

Venciendo los prejuicios de la propia familia y de muchas personas con quienes convivió a lo largo de su vida como trabajadora espírita, Simoni Privato Goidanich (foto), natural de São Paulo, capital del Estado de São Paulo, no mide esfuerzos para no dejarse abatir y defender sus convicciones. Viviendo en el exterior desde 1999, actualmente en Uruguay, siempre trabajó arduamente en la siembra espírita en todos los países por los que pasó, como cuenta en la entrevista a
continuación:

¿Dónde vive usted actualmente?

Resido en Montevideo, capital de Uruguay.

¿Por qué habiendo nacido en Brasil, vive en Uruguay?

Mi marido y yo somos diplomáticos de carrera. Desde 1999 residimos en el exterior en función de nuestro trabajo profesional. Ya vivimos en Estados Unidos, en Ecuador y, por dos veces, en Uruguay, país al cual volvimos en el inicio de agosto de 2010.

¿Cuál es su formación escolar?

Me gradué en Derecho por la Universidad de São Paulo, donde también obtuve el Master en Derecho Internacional. Posteriormente, concluí el Curso de Preparación para la Carrera de Diplomática del Instituto Río Blanco del Ministerio de las Relaciones Exteriores y realicé un curso de extensión universitaria en el área de Gobierno en Harvard University, en Cambridge, Estados Unidos.

¿Qué cargos ya ejerció usted en el movimiento espírita?

Fui miembro fundador de la Bezerra de Menezes Spiritist Society, de Maryland, Estados Unidos; del Grupo Espírita Caridad de Montevideo, Uruguay; del Centro de Estudios Espíritas Allan Kardec de Quito, Ecuador; del Núcleo de Divulgación Espírita Clara de Asís de Lima, Perú; del Grupo Virtual de Estudios Espíritas en Español.

¿Cuál es, en el momento, su actividad?

Tengo la felicidad de ser trabajadora espírita. Esa es la posición a que siempre aspiré en el movimiento espírita, dondequiera que yo esté residiendo. Actualmente trabajo en el Grupo Espírita Caridad de Montevideo, además de dedicarme a las investigaciones y a estudios doctrinarios, que ya resultaron en cinco libros espíritas publicados en español. También suministro seminarios y conferencias, que me permiten intenso intercambio de conocimientos y experiencias con hermanos espíritas de varios países y me han ayudado mucho en esas investigaciones doctrinarias. En enero de 2011, por ocasión de la celebración de los 150 años de la publicación de El Libro de los Médiums, inicié una tarea con vídeos espíritas presentados en el idioma español.

¿Cuándo tuvo usted su primer contacto con el Espiritismo?

Desde niña tenía gran interés en conocer el Espiritismo. Veía Espíritus, recibía intuiciones sobre Allan Kardec, pero crecí en un medio católico. Así, en la presente encarnación, solamente pude tener el primer contacto con el Espiritismo cuando contaba con 17 años de edad. En esa ocasión, conocí a los primeros espíritas – dos compañeros de trabajo en la Asociación Paulista de Medicina. Les pedí que me informaran sobre el Espiritismo y, por intermedio de ellos, fui a la Federación Espírita del Estado de São Paulo. Asistí a una conferencia pública y, al día siguiente, me matriculé en el curso ofrecido por esa institución, donde estudié hasta mi transferencia para Brasilia, en función de mi aprobación en el concurso para la carrera diplomática. Aunque solamente haya entrado en contacto con el Espiritismo en la juventud, puedo decir, con toda franqueza, que siempre fui espírita. Y siempre lo seré.

¿Hubo algún hecho o circunstancia especial que haya propiciado ese contacto?

Como sabemos, no hay casualidad, pero sí causalidad. Desde que comencé a trabajar en la Asociación Paulista de Medicina, sentí afinidad especial por esos dos compañeros espíritas. Era realmente una afinidad espiritual. Yo era bien joven y ambos, mucho más mayores: uno de ellos contaba con más 80 años de edad en aquella época. Ciertamente, ese encuentro ya estaba previsto en mi programación reencarnatoria. Evidentemente, desearía haber tenido la oportunidad de estudiar el Espiritismo, frecuentar un centro espírita y realizar tareas doctrinarias mucho antes. Pero todo tiene su hora cierta para ocurrir.

¿Cuál fue la reacción de su familia ante su adhesión al Espiritismo?

Mi madre fue educada para temer al Espiritismo. Si ella caminaba por una calzada donde había un centro espírita, atravesaba la calle con miedo. En aquella época, el único espírita de la familia había sido un tío-abuelo desencarnado, que no llegué a conocer. A pesar de ser muy querido por sus parientes más próximos y reconocidamente una buena persona, fue víctima de prejuicio, llegando a ser considerado como alguien extraño, que podría no estar en su juicio perfecto. Mi familia no se opuso a mi convicción espírita, porque sentía que la oposición no me haría desistir del Espiritismo. Simplemente no me incentivó. Pero aquellos que me conocen saben muy bien que no me importa con lo que piensen de mi convicción espírita, sea quién sea, y que el incentivo de que necesitamos proviene de nuestra conciencia tranquila por el cumplimiento del deber. Hasta hoy, veinticinco años después, dependiendo de donde estoy y del tipo de persona con quien tengo contacto, paso por bruja o loca. Ya oí de la boca de personas intelectualizadas comentarios sarcásticos relacionados con mi convicción espírita. Sin embargo, sinceramente, eso no me afecta. Sé que el Espiritismo será una creencia universal: es una cuestión de tiempo. Aquellos que aún no comprenden el Espiritismo tendrán su momento para comprenderlo. Personalmente, agradezco a Dios, del fondo de mi corazón, por ya haber tenido la oportunidad de conocer el Espiritismo y soy especialmente agradecida a todos los pioneros, que enfrentaron tantos prejuicios, pero que jamás desanimaron y nos legaron ese tesoro precioso, que nos esclarece y consuela.

De los tres aspectos del Espiritismo – ciencia, filosofía, religión – ¿cuál le atrae más?

Los tres. El Espiritismo es un diamante que no debe ser fragmentado. Los tres aspectos se relacionan y se complementan. Busco estudiar, practicar y divulgar el Espiritismo, por lo tanto, en sus tres aspectos. A veces hay una comprensión incompleta del aspecto religioso del Espiritismo. Pero Allan Kardec fue bien claro en su discurso en la Sociedad Parisiense de Estudios Espíritas de 1° de noviembre de 1868, titulado justamente: ¿El Espiritismo es una religión?

¿Qué autores espíritas le agradan más?

En primer lugar, Allan Kardec. Enseguida, existen varios autores espíritas admirables, entre ellos: Léon Denis, Bezerra de Menezes, José María Fernández Colavida, Amalia Domingo Soler, Emmanuel, André Luiz, Manoel Philomeno de Miranda, Joanna de Ângelis, Francisco Thiesen, Marco Prisco, Vianna de Carvalho. Entre los autores espíritas encarnados, mencionaría: Suely Caldas Schubert, Adilton Pugliese, Marlene Noble, Geraldo Campetti Sobrino y el Equipo del Proyecto Manoel Philomeno de Miranda. Es una lista ejemplificadora y no exhaustiva. Felizmente, la humanidad cuenta con muchos autores espíritas excelentes. Es imposible citar a todos ellos.

¿Qué libros espíritas que haya leído usted considera indispensable al compañero principiante?

La obra de Allan Kardec es indispensable para todo aquel que desea verdaderamente conocer el Espiritismo, sea principiante o no. Hay muchos libros espíritas excelentes, pero ninguno sustituye el estudio de las obras de Allan Kardec.

¿Cuándo y cómo se originó el movimiento espírita en Uruguay?

Según informan periódicos espíritas de la época, el movimiento espírita en Uruguay se inició en el siglo XIX por influencia europea, especialmente del Kardec español, José María Fernández Colavida. Actualmente, el movimiento espírita uruguayo se encuentra organizado por medio de la Federación Espírita Uruguaya, a la cual están afiliados diez grupos y centros espíritas del país. El Grupo Espírita Caridad de Montevideo surgió el 28 de abril de 2004 y actualmente realiza las siguientes actividades principales: dos grupos de estudio doctrinario, una reunión de práctica de la mediumnidad, una reunión de vibraciones, un trabajo de asistencia y promoción social espírita, además de la atención fraterna. Fuera de esas actividades regulares, promueve otras de carácter específico, como cursos para la formación de trabajadores espíritas y tareas de divulgación doctrinaria. El Grupo Espírita Caridad de Montevideo se caracteriza por enfatizar el estudio doctrinario, sobre todo de las obras de Allan Kardec, y la práctica de la caridad a encarnados y a desencarnados.

¿Cómo está la aceptación de la doctrina espírita en Uruguay?

He vivido en varios países, conocido personas de culturas diversas, que hablan diferentes idiomas. Sin embargo, he observado que los desafíos del ser humano son los mismos en cualquier lugar: la necesidad de esclarecimiento y de consuelo basados en la fe racional, propiciados por el Espiritismo. Sin embargo, hay hermanos para quienes aún no llegó el momento de desprenderse del “hombre viejo” y existen otros que permanecen prendidos a prejuicios que los impiden, momentáneamente, de esclarecerse. Sin embargo, por encima de todo, en cualquier lugar, la semilla siempre encuentra terreno propicio para germinar, corazones dispuestos a comprender y a servir a Jesús, como revela la Parábola del Sembrador.  Nos corresponde proseguir sembrando con el compromiso de esforzarnos para ser jardineros fieles.

¿Cómo le surgió la idea de hacer los vídeos Mediumnidad y Espiritismo – 150 de El Libro de los Médiums?

Durante el proceso de elaboración de algunas de las obras que publicamos, la Espiritualidad amiga nos mostró libros existentes en el plano espiritual que, además del formato escrito, posibilitan la proyección del contenido en la forma de una especie de película en tres dimensiones. Con base en esas experiencias, mediante orientación espiritual, pasamos a trabajar también con algunos recursos audiovisuales. La serie de vídeos Mediumnidad y Espiritismo nació de ese trabajo. Escogemos el tema en homenaje a los 150 años de El Libro de los Médiums para incentivar aún más su estudio y la práctica correcta de la mediumnidad, así como para divulgar el Espiritismo para el público en general.

¿Cómo es ese proyecto? ¿Cuántos vídeos ya fueron hechos y cuántos más serán presentados?

La serie Mediumnidad y Espiritismo se compone de doce vídeos, que están siendo divulgados de enero a diciembre de 2011, siempre la última semana de cada mes, en el canal TheEstudiosEspiritas del Youtube. He ahí el link que remite el internauta a esos vídeos:  http://www.youtube.com/results?search_query=TheEstudiosEspiritas&aq=f

¿Cuál ha sido la repercusión de esos estudios?

La repercusión de los vídeos ha sido excelente, muy rápida y amplia.  Poco más de un mes desde su divulgación en Youtube, el primer vídeo, por ejemplo, ya había sido reproducido más de 1.000 veces y en varios continentes. Hemos recibido mensajes de personas de muchos países. Eso resalta la gran responsabilidad que debemos tener al realizar ese tipo de tarea. Además de estudiar, hemos buscado siempre orar y meditar mucho. Es necesario que el mensaje espírita sea transmitido adecuadamente por medio de esos vídeos.

¿La criminalidad y la violencia están creciendo realmente en el mundo o los medios han dado una importancia al tema mayor que el debido? De cualquier modo, ¿cómo actuar para que la paz se implante en el planeta?

Sabemos que hay una tendencia en resaltar el aumento de la criminalidad. Pero no debemos olvidar que, al lado de la violencia retumbante, hay siempre corazones trabajando por el bien, muchas veces en silencio y anónimamente. He observado, por el mundo, un aumento impresionante del trabajo de verdaderos misioneros del amor y de la paz. En lo tocante a la violencia específicamente, seamos instrumentos de paz, como recomienda Francisco de Asís. Para eso, necesitamos de entrada construir la paz en nosotros mismos. La paz del mundo comienza en nuestros corazones. Seamos hombres y mujeres de bien, verdaderos espíritas y así podremos llevar la paz a nuestros hogares, a nuestros lugares de trabajo, a los grupos sociales que frecuentamos.

La preparación del advenimiento del mundo de regeneración en nuestro planeta ya dio, como sabemos, sus primeros pasos. ¿Su conclusión está aún distante?

El tiempo necesario para el advenimiento del mundo de regeneración depende de lo que hacemos a cada momento. Podemos anticipar o atrasar ese advenimiento. Depende de nuestro esfuerzo en favor de nuestro progreso individual y general.

En base de los problemas que la sociedad terrena está enfrentando, ¿cuál debe ser la prioridad de los que dirigen el movimiento espírita y en él actúan?

En mi modesta opinión, la prioridad para todos nosotros, dirigentes o no, es la vivencia de las enseñanzas de Jesús.

Para finalizar, díganos: ¿Qué representa el Espiritismo para usted? ¿Cuál es la importancia que el tiene en su vida?

Pablo de Tarso afirmó que no era él que vivía, sino el Cristo que vivía en él. Para mí, así debe ocurrir con el espírita: el Espiritismo no debe ser simplemente una creencia, pero debe, sí, incorporarse plenamente en nuestras vidas transformándonos en manifestaciones constantes de las enseñanzas que profesamos. No puedo, evidentemente, afirmar lo mismo que Pablo de Tarso, pero tengo eso como meta. A pesar de mis muchas dificultades íntimas, me he esforzado para alcanzarla futuramente.

30
oct

Las vidas pasadas de los niños

by admin in Uncategorized

Carol Bowman, Master en Ciencias, es una autora conocida internacionalmente, conferencista, consejera, terapeuta de regresión a vidas pasadas y pionera en investigaciones sobre la regresión. Sus primeros dos libros, “Las Vidas Pasadas de los Niños” (Bantman, 1997) y “Regresando del Cielo”) Harper Collins, 2001) son ahora clásicos dentro del campo de la reencarnación y han sido publicados y leídos en todo el mundo en dieciséis ediciones extranjeras.  Carol viene aplicando la terapia de regresión a vidas pasadas en adultos, durante casi dos décadas. Estudió con los pioneros en el campo de la regresión a vidas pasadas y posee un Master en Ciencias como Consejera de la Universidad de Villanueva.

Carol Bowman estuvo presente como ponente en el  6 ºCongreso Mundial de Espiritismo celebrado en Valencia los días 10, 11 y 12 de Octubre de 2010.

Os ofrecemos esta interesante entrevista:

TSM – ¿Cómo surgió en usted el interés de convertirse en una terapeuta en regresión a vidas pasadas?

CAROL BOWMAN – Durante la mayor parte de mi vida adulta, tuve alergias crónicas y enfermedades pulmonares. Aproximadamente a los 35 años me enfermé seriamente, sufrí asma y pleuresía. Durante el pico de una de esas crisis, tuve la visión del velorio de un hombre de 35 años que se estaba muriendo de tuberculosis en su cama. Esa visión apareció como una película de poca duración que avanzaba hasta llegar al funeral. En ese momento me pregunté si lo que estaba viendo no sería un recuerdo de mi vida pasada y si no estaría destinada a morir prematuramente, como él. Me preguntaba si no estaría repitiendo un modelo de mi vida pasada. Ese pensamiento me inquietó, pero no sabía qué hacer con esa información.

Poco después de tener esa visión, un amigo escuchó hablar sobre un terapeuta de vidas pasadas, que estaba de paso por la ciudad donde yo vivía. Sin saber exactamente qué era una regresión a vidas pasadas, concerté de inmediato una entrevista con el terapeuta, esperanzada en que me ayudase a comprender mi visión. En la primera sesión recordé dos vidas, durante las cuales había fallecido por lesiones en los pulmones: una de ellas, la muerte por tuberculosis del siglo XIX, que había visto previamente en aquella visión durante la crisis asmática y la otra, como una joven madre que moría en la cámara de gas durante la 2ª Guerra Mundial. Esas vidas no fueron una sorpresa para mí, ya que las había percibido en algún nivel de conciencia, por medio de emociones e impresiones pasajeras desde mi infancia. Sin embargo, los resultados de la regresión fueron extraordinarios. Mis síntomas físicos desaparecieron. También comencé a entender cómo poder hurgar algunos aspectos de mi personalidad actual en aquellas dos vidas. Yo estaba tan intrigada por lo que me había sucedido como que me decidí a aprender cómo realizar regresiones en otros. Busqué entrenarme en terapia de vidas pasadas con algunos de los precursores en ese campo y cursé la carrera en la universidad para obtener el título de consejero. Ninguna otra cosa, hasta ese momento, había atraído tan profundamente mi interés.

TSM – Profesionalmente, ¿cuáles han sido los aspectos que le proporcionaron mayores gratificaciones y desafíos en este campo?

CARL BOWMAN – Hace 20 años inicié mi investigación sobre los recuerdos en los niños y también comencé a entrenarme como terapeuta en vidas pasadas para adultos. Fue un gran esfuerzo encontrar pacientes que tuvieran una mente abierta a este tipo de terapia. La investigación sobre la reencarnación y la terapia de regresión a vidas pasadas no representaban como carrera, una elección práctica. No resultaba rentable. Pero yo estaba fascinada con la investigación de los recuerdos en los niños y veía resultados positivos en las regresiones a vidas pasadas de mis pacientes adultos. Además mi esposo me apoyaba. Esto me alentó a continuar. Ahora, veinte años más tarde, la terapia de vidas pasadas es mucho más aceptada, de modo sorprendente, por un nivel más amplio de personas. Finalmente, los pacientes me buscan. He publicado dos libros relativos a mi investigación sobre los recuerdos en los niños y me siento extremadamente gratificada al escuchar a los padres de todo el mundo, que me cuentan cuánto mis libros los han ayudado a ellos y a sus hijos. Me siento feliz de haber perseverado en esta carrera tan inusual. Sin duda, debía dedicarme a ella, a pesar de los obstáculos.

TSM – Personalmente ¿usted reconoce características de la reencarnación en su propia vida? ¿Cómo aborda usted el hecho de darse cuenta de esta posibilidad?

CAROL BOWMAN – Observo que muchos aspectos de mi personalidad, modelos de conducta, emociones profundas, actitudes, y sin lugar a dudas síntomas físicos, se corresponden directamente con las vidas que he recordado durante las sesiones de regresión. Una vez que uno recuerda una o más vidas anteriores, es como si las piezas perdidas de un gran rompecabezas encontraran su lugar. De repente, los aspectos aparentemente incongruentes de nuestras personalidades, capacidades e intereses adquieren un sentido perfecto. Es un alivio, cuando estas partes ocultas de nuestro ser más profundo se revelan. Y añaden una incalculable profundidad y riqueza a nuestra comprensión de quienes somos realmente.

TSM – Una encuesta Norteamericana, conducida por la O.D.C., mostró que sólo el 25 % de la gente cree en la reencarnación. ¿Puede usted prever en qué momento este concepto se convertirá en una tendencia generalizada entre el público?

CAROL BOWMAN – Observo una aceptación mucho mayor de la reencarnación y las vidas pasadas por parte del público en general en los últimos años. En la medida que mayor cantidad de personas es expuesta a tratamientos responsables sobre este tema a través de libros, televisión y radio, más aún se encuentra deseosa de hablar y revelar sus propias experiencias. Creo que si se hiciera una encuesta popular, hoy por hoy más del 25 % de la población expresaría su creencia en la reencarnación.

TSM – ¿Tiene usted una explicación de las razones por las que algunas personas, especialmente los niños, recuerdan vidas anteriores? El Dr. Stevenson también afirmó la existencia de elementos relativos a la muerte, que llevamos de una vida a la siguiente. ¿Usted diría que es posible reconocerlos en nosotros mismos en relación a signos de comportamiento y / o biológicos y predisposiciones?

CAROL BOWMAN – Parecería que muchos niños de corta edad, en todo el mundo, en diferentes culturas, tienen recuerdos espontáneos de vidas anteriores hasta aproximadamente los siete años de edad. Forma parte de una etapa natural del desarrollo. Los recuerdos son más accesibles en los niños, desde el momento en que aún no han aprendido que no es posible tener esos recuerdos, y no tienen idea sobre los diferentes estratos de la experiencia de la vida actual. Los recuerdos de los niños son más puros y concretos. Muchos de los recuerdos sobre los que oímos hablar a los niños, se refieren a muertes anteriores, generalmente traumáticas. La muerte traumática deja una carga emocional fuerte, que queda grabada en el alma. Los sentimientos, pensamientos y sensaciones físicas que rodean al trauma se bloquean energéticamente en el momento de la muerte y reaparecen en cierto grado en la vida futura. Si la energía alrededor del trauma es lo suficientemente fuerte, las sensaciones citadas se manifestarán en la primera infancia como modelos emocionales, mentales y físicos. El niño puede expresarlos verbalmente, o como un temor determinado, ansiedad, aversión u otro comportamiento o emoción. Síntomas físicos y marcas de nacimiento pueden tener correspondencia con heridas mortales o lesiones ocurridas en la vida anterior. Algunos juegos recurrentes de los niños son en realidad incidentes de la vida pasada, y pueden ser interpretados como la búsqueda que el alma del niño realiza para alcanzar la comprensión y la conclusión de su experiencia en la vida pasada. Los recuerdos positivos también se llevan a la otra vida. Ellos pueden ser expresados a través de sabiduría, talentos, actitudes, fuertes lazos de amistad, u otros aspectos de la personalidad. A veces, los niños hablan afectuosamente de sus anteriores familias, sus cónyuges o hijos. Si miramos atrás hacia nuestra infancia, podríamos reconocer que ciertas particularidades de la personalidad, fobias, dinámicas familiares, o aún grandes acontecimientos en nuestros primeros años, son repeticiones de la vida pasada. Ellos constituyen las primeras señales de los patrones kármicos que dominan nuestras vidas y van más allá de esta vida actual. Los modelos del pasado están allí, si sabemos cómo buscar.

TSM – ¿Cuál es la terapéutica de la terapia de regresión? ¿Cuándo diría usted que la terapia de regresión se hace necesaria?

CAROL BOWMAN – Considero que los beneficios terapéuticos de la regresión a vidas pasadas en los adultos tiene un doble propósito: la liberación de la energía y emociones del trauma de una vida pasada y el reconocer y activar la sabiduría y habilidades del pasado. En ambos casos puede ser curativa y beneficiosa. Trabajo con muchas personas que han pasado por una terapia debido a dificultades en sus relaciones, problemas emocionales de toda índole y de salud. Algunas de ellas sienten que se “dan contra una pared” en la terapia tradicional, que llegan hasta un nivel dentro de su problema que no pueden resolver, o a un modelo recurrente que persiste. Algunas veces la historia de la vida pasada es la pieza faltante.Una vez que la experiencia de la vida pasada se vuelve conciente a través de la terapia de regresión, la persona adquiere una perspectiva completamente diferente de sus cuestiones personales. Precisamente la comprensión de modelos kármicos originados en vidas anteriores que están reviviendo, los ayuda a explicar la razón esencial de estas cuestiones y a resolver los problemas inconclusos. Además obtienen una comprensión más profunda de cómo es la tarea de sus almas en el presente. He visto muchos problemas solucionarse rápidamente mediante la terapia de regresión a vidas pasadas.

TSM – ¿Es posible que algunas personas puedan resultar aún más confundidas o encuentren una traba en sus vidas, después de recordar experiencias de vidas anteriores? ¿Usted recomendaría también atenerse a ciertas pautas en las terapias de regresión? ¿Podría la terapia de regresión ayudar a tales personas a recuperar el control de sus vidas?

CAROL BOWMAN – No he visto ni oído de nadie que haya quedado trabado en una experiencia de vidas pasadas mientras al atenderse con un terapeuta experimentado y adecuadamente entrenado. Un terapeuta experimentado sabe cómo guiar pacientes aun a través de los recuerdos más traumáticos. En un sentido, quedamos estancados en una experiencia de vidas pasadas, cuando la memoria permanece inconsciente. Continuamos reaccionando con los mismos mecanismos desafortunados frente al material inconsciente y parece que no podemos cambiar el modelo. Una vez que comprendemos lo que el modelo es y cuales son sus orígenes, es más fácil de cambiar. Parte del trabajo durante una sesión de regresión, consiste en identificar y liberar la energía emocional y mental que rodea a un tema. Todo se reduce a la liberación y la transformación de la energía. La regresión a vidas pasadas puede ser considerada un trabajo emocional muy intenso. No es para todos. No es recomendable en un principio, por ejemplo, para un paciente que haya tenido un trauma severo y prolongado en su niñez. En ese caso se deberá comenzar con terapia tradicional. Tampoco la recomiendo para alguien que esté en crisis, en medio de un trauma, como la muerte reciente de un ser querido. En tal situación les aconsejo esperar al menos unos meses antes de considerar la posibilidad de hacer una regresión a vidas pasadas. No es recomendable para personas que sufren esquizofrenia u otras enfermedades mentales serias. No parece ser efectiva en pacientes que estén recibiendo grandes dosis de ansiolíticos o antidepresivos, porque sus emociones están excesivamente amortiguadas. Al buscar un terapeuta especializado en terapia de regresión a vidas pasadas, es importante averiguar acerca de su experiencia y entrenamiento. Si aprendieron a efectuarla en un seminario de una semana de duración, no es suficiente. Esta terapia requiere habilidad, experiencia y conocimiento para ayudar a los pacientes a revivir una muerte traumática en la vida pasada. Si el terapeuta es inexperto en el trabajo de vidas pasadas, el paciente podría abandonar la sesión con una carga de emociones fuertes. En ese sentido, se sienten trabados en su conflicto. A veces el paciente requiere más de una sesión para resolver un modelo profundamente arraigado. Sin embargo un terapeuta experimentado sabrá qué hacer. Sabe cómo abordar la experiencia de la muerte en la vida pasada, la cual podría ser el puntapié inicial de la curación en la regresión.

TSM – El 14 de abril pasado, usted fue invitada para ser la oradora en la apertura del Tercer Simposio Espírita de Estados Unidos intitulado “Reencarnación: Vida, Libertad y Búsqueda de la Felicidad”. Fuimos testigos de cómo usted conmovió al público al punto de ovacionarla de pie. ¿Podría compartir su impresión sobre la experiencia personal en el Simposio?

CAROL BOWMAN – Honestamente, puedo decirles que nunca me sentí tan afectuosamente bienvenida y recibida como en el Simposio realizado en Boston. Estaba emocionada de regresar a Boston, lugar donde había vivido como estudiante universitaria y donde por primera vez acepté la realidad de la reencarnación. Mientras me encontraba de pie sobre el podio del Faneuil Hall, percibí olas de energía positiva proveniente de la audiencia. Y sentí una energía transformadora que se originaba en el recinto mismo, aún cargado con el espíritu de la Revolución Norteamericana. Ahora comprendo que entre los Espiritistas podemos hablar libremente sobre ideas y creencias que no son compartidas por la cultura y religión dominantes en este país. Entonces, en este sentido, somos revolucionarios. Me considero afortunada de que Vanesa Anseloni me haya invitado a participar de tan increíble evento. Nunca olvidaré el amor y el apoyo que la audiencia me ofreció al concluir mi exposición. Tengo que admitir, que fue casi arrolladora y humilde.

Extraído de la “Revista espirita”

10
sep

Aspectos espirituales de la depresión

by admin in Uncategorized

Una pérdida repentina, una frustración inesperada, un sufrimiento intenso y de repente ella aparece. La depresión llega despacio, subterránea y poco a poco se va llevando la paz, la alegría y los colores de la vida. ¿Cómo superar ese sentimiento que dilacera el alma? ¿Cómo se levantar, doblar en la esquina y descubrir que existe sol? En el programa de hoy el Psiquiatra Jorge Andréa habla de los aspectos espirituales de la depresión.

Entrevistado: Psiquiatra Jorge Andréa – que además de médico es escritor de diversos libros, orador espirita y Presidente de Honor del Instituto de la Cultura Espirita de Brasil – es considerado actualmente como una de las figuras más destacadas del Movimiento Espirita de Brasil.

Presentación: Claudia Brasil

Entrevista: Daniel Amador

P.: Para empezar, ¿cuál es la definición de depresión?

R.: Depresión es una estructura distónicamente humana que se revela en forma de lo que solemos llamar melancolía, inquietud y un poco de pérdida de autoestima.

P.: ¿Es posible identificar la depresión a través de algunos síntomas físicos?

R.: El individuo camina para la melancolía y poco a poco va adentrándose en disturbios psicosomáticos. No sabe decir que es lo que pasa con él, hay una inquietud. Pero hay un contexto en todo eso, que nosotros no notamos en esas depresiones: es un miedo causado por un complejo de culpa. Algunos preguntan: ¿Pero por qué eso? Ahí es donde entra la Doctrina Espirita: es el pasado que retorna, las impulsiones del espirito en el pasado. Porque si el proceso está en formación es que él ya tiene un disturbio espiritual en ese camino pues todos esos procesos patológicos tienen en el fondo el problema de la distonía espiritual.

P.: Entonces ¿la depresión puede tener causas espirituales también?

R.: Casi siempre, pues ya existía la deficiencia. Ahora el reflejo se va a dar en la zona física, en los neurotransmisores, las dificultades que van apareciendo y de la fenomenología ya conocida por la ciencia, no hay dudas a ese respecto. Pero ¿a que vino eso? Ahí entonces el individuo no sabe: “son los factores del medio, “. Los factores del medio pueden causar eso, factores de la actual reencarnación pueden causar, pero en la mayoría de las veces, cuando hay una profundidad sintomática y por lo tanto una patología más avanzada, es la consecuencia de la debilidad espiritual por las cosas del pasado que nosotros conocemos muy bien dentro de la Doctrina Espirita.

P.: Usted quiere decir que normalmente las causas son espirituales, entonces ¿el tratamiento es también espiritual?

R.: El tratamiento espiritual puede ser combinado al tratamiento físico. El tratamiento con medicamentos, el tratamiento de la ciencia oficial, atiende a 35% de los casos. Pero no son casos de la profundidad o de la sintomatología, no son esos. Son casos más o menos “equilibrados” por decirlo así, donde nosotros aún somos capaces de tener un control del proceso. Pero hasta en eso la terapia espirita es formidable: los pases, agua fluidificada, el tratamiento y principalmente, el gran tratamiento en esa área es la praxisterapia [NT1] que consiste en la práctica de un trabajo adecuado a ese individuo. Eso es inalienable, pues todo el mundo puede trabajar. Algunos dicen que el individuo depresivo no puede trabajar. Puede sí, hay pequeñas cosas que se le puede encargar. No puede hacer todo, él no aguanta hacer todo, pero alguna cosa él sí que puede. Entonces poco a poco vamos logrando condiciones de equilibrio para este individuo. Él no puede quedarse en su melancolía, con sueño y sueños en una posición depresiva.

P.: ¿Cómo que ese tratamiento con pases y agua fluidificada actúa sobre la persona que sufre depresión?

R.: Es una estructura mental. Nosotros aún no conocemos la estructura específica de eso. Pero podemos decir alguna cosa a ese respecto: hoy se está estudiando bastante aquella terapia oriental donde los japoneses por la mañana, descalzos, deslizan en el césped, donde está el orvallo. Este orvallo fue verificado que contiene elementos de vitalización, que son los neutrinos – son partículas neutrínicas. Y vamos añadir una cosa muy interesante, el campesino de los pueblos suele poner, por la noche, agua dentro de su cántaro de barro para tomar por la mañana, como si fuera un medicamento. Y lo es, pues durante la noche la cantidad de neutrinos es inmensa y es captada por el agua. ¿Y cómo es que ellos conocían eso? Es decir, son cosas de la naturaleza que vienen con el individuo y nos preguntamos si el mundo espiritual no está por detrás de todo eso. ¿No se observa ahí una posición de un impulso espiritual propia en la naturaleza? Claro que si, pero es necesario que se diga una cosa muy interesante sobre la depresión. Las depresiones tienen una escala: la depresión reactiva que es la que todos, tu y yo tenemos sin problema ninguno, es cuando decimos: “Ah, hoy no estoy bien…” y realmente, es cuando el individuo no está con ánimo en su trabajo, en otras palabras, son las reacciones depresivas debido a las dificultades – económicas, intelectuales y de todo orden. Esta “depresión” no es depresión, aunque solemos decir que el individuo está depresivo, él está con una reacción depresiva sin problemas. Pero también hay la depresión en la que el individuo cosecha una pena con resentimiento y no puede deshacerse de aquello – por ejemplo, un jefe muy exigente y un poco meticuloso, que puede herir un empleado – él interioriza aquel resentimiento, pasa el tiempo y se olvida. Tiempos después aparece una tonalidad depresiva en consecuencia a eso – que es la depresión reactiva – que se trata con cierta facilidad. En psiquiatría hay una depresión que llamamos la de los distímicos – es el perezoso nato, el individuo que nunca puede hacer nada pues está siempre muy cansado. Ese individuo es el que necesita trabajar, se recomienda la praxisterapia para él. Y hay aún una depresión endógena, es una depresión muy seria que hacen parte de las psicosis, inclusive la psicosis bipolar y maniaco-depresiva. Esa se necesita un tratamiento más depurado. Pero de un modo general, hemos observado que el componente espiritual que la Doctrina Espirita viene proporcionando es un componente primoroso fantástico como auxiliar en ese tipo de tratamiento, pues el individuo modifica su pensamiento y su estructura de mentalización. Es decir, aquellos neurotransmisores que hacían parte de las neuronas, etc. se equilibran en parte.

P.: Y los niños, ¿también pueden sufrir depresión?

R.: Algunos. Es una cosa más rara y necesitamos considerar el siguiente: ¿por qué la depresión no se instala en los niños? Porque ellos no tienen aún su formación completa, no solo la formación reencarnatoria, que se completa alrededor de los 7 años como también su formación de metabolismo, de glándulas endocrinas y de una serie de cosas inclusive la explosión de la adolescencia, donde todos aquellas hormonas están activas – vamos decir así, “bioquímicamente” gigantescas – y así es difícil de encontrarse un niño depresivo, porque tiene sus propias oscilaciones. El niño aún no tiene la formación de su “yo” entonces oscila, tanto que el niño necesita mucho de la figura del padre-héroe y también de la madre-celosa aún. Sólo en la adolescencia empiezan a presentarse como realmente son y empiezan a ocupar la posición que deben cuando son bien educados, de manera que los procesos depresivos son más frágiles en esa área. Pero hay que decir que en algunos casos, algunos individuos presentan un proceso de esa naturaleza.

P.: ¿Depende solamente del individuo que está sufriendo la depresión o la propia familia puede auxiliar de alguna forma en la cura?

R.: La familia tiene un papel fundamental en ese proceso, los padres, madres, amigos, etc. para que el individuo logre salir de ese estado, no hay duda. Pero también es necesaria la parte psicológica, buscar psicólogos adecuados, especializados, que saben y conocen el proceso, para que conlleve a un trabajo más preciso.

P.: ¿Qué podría decir usted a quienes estén pasando por este problema o a quien tenga un conocido, familiar en esta situación?

R.: Inmediatamente buscar el médico de la familia o sino alguien que sea muy bien indicado para este individuo revivir. Porque las indicaciones médicas son precisas, actualmente existen medicamentos muy buenos en esta área, nuevos y muy eficientes y sobretodo – no podemos huir, pues las verdades son muy fuertes – la terapia espiritual, que es fantástica. El individuo que va a una charla o conferencia espiritual, cosecha el halo magnético del centro. Estamos hablando de cosas serias, del individuo que puede donar alguna cosa, el pase magnético es transferencia de amor. Nada más importante que una madre que hace un agrado a su hijo y le da un abrazo: es el pase magnético más interesante y preciso que podemos computar, el pensamiento del padre también es importante, en fin, el desvelo de la familia. Necesitamos restablecer una retomada para el reequilibrio de la familia mundial – que está un poco destrozada por las dificultades, las caídas, falta de amparo, y por un trabajo exhaustivo casi sin meta – que desequilibra el proceso familiar,  pero un día llegaremos a eso.

Agradecemos inmensamente a la FEB y a Dios, sobretodo por permitir que podamos servir de instrumento cooperando en la labor de Divulgación de la Doctrina Espirita.

Trascripción traducida de entrevista transmitida en el programa televisivo Terceira Revelação de número 70, producido por la Federación Espirita Brasileña y disponible en el enlace (en portugués):

http://www.febnet.org.br/site/midias.php?SecPad=234&Sec=375 (en seguida seleccionar el programa número 70)

Extraído de la página: http://fraternidadcristiana.wordpress.com/

1
jun

Interesantísima entrevista al Dr. Jorge Carvajal

by admin in Uncategorized

Prestigioso médico de renombre mundial, el doctor Jorge Carvajal se dedica desde hace décadas a la investigación y desarrollo de terapias encuadradas en el ámbito de la Bioenergética. Terapias en las que utiliza láseres de baja frecuencia para desbloquear y reequilibrar los centros energéticos a través del sistema retículo-endotelial favoreciendo así la conexión celular. Un método tan poco conocido por la comunidad médica como efectivo. Pero lo que más destaca de este excepcional filósofo de la Medicina que un día se hizo cirujano es la filosofía que sobre la vida, el hombre, el mundo, el universo y, por ende, la Medicina, posee.

- ¿Qué enferma primero, el cuerpo o el alma?

El alma no puede enfermar, porque es lo que hay perfecto en ti, el alma evoluciona, aprende

En realidad, buena parte de las enfermedades son todo lo contrario: son la resistencia del cuerpo emocional y mental al alma. Cuando nuestra personalidad se resiste al designio del alma es cuando enfermamos.

La Salud y Las Emociones

- ¿Hay emociones perjudiciales para la salud? ¿Cuáles son las que más nos perjudican?

Un 70 por ciento de las enfermedades del ser humano vienen del campo de conciencia emocional. Las enfermedades muchas veces proceden de emociones no procesadas, no expresadas, reprimidas. El temor, que es la ausencia de amor, es la gran enfermedad, el común denominador de buena parte de las enfermedades que hoy tenemos. Cuando el temor se queda congelado afecta al riñón, a las glándulas suprarrenales, a los huesos, a la energía vital, y puede convertirse en pánico.

- ¿Nos hacemos los fuertes y descuidamos nuestra salud?

De héroes están llenos los cementerios. Te tienes que cuidar. Tienes tus límites, no vayas más allá. Tienes que reconocer cuáles son tus límites y superarlos porque si no los reconoces, vas a destruir tu cuerpo.

- ¿Cómo nos afecta la ira?

La ira es santa, es sagrada, es una emoción positiva porque te lleva a la autoafirmación, a la búsqueda de tu territorio, a defender lo que es tuyo, lo que es justo. Pero cuando la ira se vuelve irritabilidad, agresividad, resentimiento, odio, se vuelve contra ti, y afecta al hígado, la digestión, el sistema inmunológico.

- ¿La alegría por el contrario nos ayuda a estar sanos?

La alegría es la más bella de las emociones porque es la emoción de la inocencia, del corazón, y es la más sanadora de todas, porque no es contraria a ninguna otra. Un poquito de tristeza con alegría escribe poemas. La alegría con miedo nos lleva a contextualizar el miedo y a no darle tanta importancia.

- ¿La alegría suaviza el ánimo?

Sí, la alegría suaviza todas las otras emociones porque nos permite procesarlas desde la inocencia. La alegría pone al resto de las emociones en contacto con el corazón y les da un sentido ascendente. Las canaliza para que lleguen al mundo de la mente.

- ¿Y la tristeza?

La tristeza es un sentimiento que puede llevarte a la depresión cuando te envuelves en ella y no la expresas, pero también puede ayudarte. La tristeza te lleva a contactar contigo mismo y a restaurar el control interno. Todas las emociones negativas tienen su propio aspecto positivo, las hacemos negativas cuando las reprimimos.

– ¿Es mejor aceptar esas emociones que consideramos negativas como parte de uno mismo?

Como parte para transformarlas, es decir, cuando se aceptan fluyen, y ya no se estancan, y se pueden transmutar. Tenemos que canalizarlas para que lleguen desde el corazón hasta la cabeza.

¡Qué difícil! Sí, es muy difícil. Realmente las emociones básicas son el amor y el temor (que es ausencia de amor), así que todo lo que existe es amor, por exceso o defecto. Constructivo o destructivo. Porque también existe el amor que se aferra, el amor que sobreprotege, el amor tóxico, destructivo.

- ¿Cómo prevenir la enfermedad?

Somos creadores, así que yo creo que la mejor forma es creando salud. Y si creamos salud no tendremos ni que prevenir la enfermedad ni que atacarla, porque seremos salud.

– ¿ Y si aparece la enfermedad?

Pues tendremos que aceptarla porque somos humanos. También enfermó Krishnamurti de un cáncer de páncreas y no era nadie que llevara una vida desordenada. Mucha gente muy valiosa espiritualmente ha enfermado. Debemos explicarlo para aquellos que creen que enfermar es fracasar. El fracaso y el éxito son dos maestros, pero nada más. Y cuando tú eres el aprendiz, tienes que aceptar e incorporar la lección de la enfermedad en tu vida. Cada vez más personas sufren ansiedad. La ansiedad es un sentimiento de vacío, que a veces se vuelve un hueco en el estómago, una sensación de falta de aire. Es un vacío existencial que surge cuando buscamos fuera en lugar de buscar dentro. Surge cuando buscamos en los acontecimientos externos, cuando buscamos muletas, apoyos externos, cuando no tenemos la solidez de la búsqueda interior. Si no aceptamos la soledad y no nos convertimos en nuestra propia compañía, vamos a experimentar ese vacío y vamos a intentar llenarlo con cosas y posesiones. Pero como no se puede llenar con cosas, cada vez el vacío aumenta.

- ¿Y qué podemos hacer para liberarnos de esa angustia?

La angustia no se puede pasar comiendo chocolate, o con más calorías, o buscando un príncipe azul afuera. La angustia se pasa cuando entras en tu interior, te aceptas como eres y te reconcilias contigo mismo. La angustia viene de que no somos lo que queremos ser, pero tampoco lo que somos, entonces estamos en el “debería ser”, y no somos ni lo uno ni lo otro. El estrés es otro de los males de nuestra época. El estrés viene de la competitividad, de que quiero ser perfecto, quiero ser mejor, de que quiero dar una nota que no es la mía, de que quiero imitar. Y realmente sólo se puede competir cuando decides ser tu propia competencia, es decir, cuando quieres ser único, original, auténtico, no una fotocopia de nadie.

El estrés destructivo perjudica el sistema inmunológico. Pero un buen estrés es una maravilla, porque te permite estar alerta y despierto en las crisis, y poder aprovecharlas como una oportunidad para emerger a un nuevo nivel de conciencia.

- ¿Qué nos recomendaría para sentirnos mejor con nosotros mismos?

La soledad. Estar con uno mismo cada día es maravilloso. Estar 20 minutos con uno mismo es el comienzo de la meditación; es tender un puente hacia la verdadera salud; es acceder al altar interior, al ser interior. Mi recomendación es que la gente ponga su despertador 20 minutos antes para no robarle tiempo a sus ocupaciones. Si dedicas, no el tiempo que te sobra, sino esos primeros minutos de la mañana, cuando estás fresco y descansado, a meditar, esa pausa te va a recargar, porque en la pausa habita el potencial del alma.

– ¿Qué es para usted la felicidad?

Es la esencia de la vida. Es el sentido mismo de la vida, encarnamos para ser felices, no para otra cosa. Pero la felicidad no es placer, es integridad. Cuando todos los sentidos se consagran al ser, podemos ser felices. Somos felices cuando creemos en nosotros, cuando confiamos en nosotros, cuando nos encomendamos transpersonalmente a un nivel que trasciende el pequeño yo o el pequeño ego. Somos felices cuando tenemos un sentido que va más allá de la vida cotidiana, cuando no aplazamos la vida, cuando no nos desplazamos a nosotros mismos, cuando estamos en paz y a salvo con la vida y con nuestra conciencia.

Vivir el Presente

- ¿Es importante vivir en el presente? ¿Cómo lograrlo?

Dejamos ir el pasado y no hipotecamos la vida a las expectativas de futuro cuando nos volcamos en el ser y no en el tener. Yo me digo que la felicidad tiene que ver con la realización, y ésta con la capacidad de habitar la realidad. Y vivir en realidad es salir del mundo de la confusión.

- ¿Tan confundidos estamos, en su opinión?

Tenemos tres ilusiones enormes que nos confunden. Primero creemos que somos un cuerpo y no un alma, cuando el cuerpo es el instrumento de la vida y se acaba con la muerte. Segundo, creemos que el sentido de la vida es el placer; pero a más placer no hay más felicidad, sino más dependencia. Placer y felicidad no es lo mismo. Hay que consagrar el placer a la vida y no la vida al placer. La tercera ilusión es el poder; creemos tener el poder infinito de vivir.

– ¿Y qué necesitamos realmente para vivir?, ¿acaso el amor?

El amor, tan traído y tan llevado, y tan calumniado, es una fuerza renovadora. El amor es magnífico porque crea cohesión. En el amor todo está vivo, como un río que se renueva a sí mismo. En el amor siempre uno puede renovarse, porque todo lo ordena. En el amor no hay usurpación, no hay desplazamiento, no hay miedo, no hay resentimiento, porque cuando tú te ordenas porque vives el amor, cada cosa ocupa su lugar, y entonces se restaura la armonía. Ahora, desde la perspectiva humana, lo asimilamos con la debilidad, pero el amor no es débil. Nos debilita cuando entendemos que alguien a quien amamos no nos ama.

Hay una gran confusión en nuestra cultura. Creemos que sufrimos por amor, que nuestras catástrofes son por amor. pero no es por amor, es por enamoramiento, que es una variedad del apego. Eso que llamamos habitualmente amor es una droga. Igual que se depende de la cocaína, la marihuana o la morfina, también se depende del enamoramiento. Es una muleta para apoyarse, en vez de llevar a alguien en mi corazón para liberarlo y liberarme. El verdadero amor tiene una esencia fundamental que es la libertad, y siempre conduce a la libertad. Pero a veces nos sentimos atados a un amor. Si el amor conduce a la dependencia es eros. Eros es un fósforo, y cuando lo enciendes se te consume rápidamente, en dos minutos ya te quemas el dedo. Hay muchos amores que son así, pura chispa. Aunque esa chispa puede servir para encender el leño del verdadero amor. Cuando el leño está encendido produce el fuego. Ese es el amor impersonal, que produce luz y calor.

- ¿Puede darnos algún consejo para alcanzar el amor verdadero?

Solamente la verdad. Confía en la verdad; no tienes que ser como la princesa de los sueños del otro, no tienes que ser ni más ni menos de lo que eres. Tienes un derecho sagrado, que es el derecho a equivocarte; tienes otro, que es el derecho a perdonar, porque el error es tu maestro. Ámate, sincérate y considérate.. Si tú no te quieres, no vas a encontrar a nadie que te pueda querer. El amor produce amor. Si te amas, vas a encontrar el amor. Si no, vacío. Pero nunca busques una migaja; eso es indigno de ti. La clave entonces es amarse a sí mismo. Y al prójimo como a ti mismo. Si no te amas a ti, no amas a Dios, ni a tu hijo, porque te estás apegando, estás condicionando al otro. Acéptate como eres; lo que no aceptamos no lo podemos transformar, y la vida es una corriente de transformación permanente.

Entrevista al Dr. Jorge Carvajal. Médico Cirujano de la UNIVERSIDAD DE ANDALUCÍA – ESPAÑA Pionero de la Medicina Bioenergética. Marzo 10, 2009