Posts Tagged ‘Mensajes Espirituales’

4
oct

Exhortacion al Amor

by admin in León Denis

Todos vosotros, que tenéis la honra de conocer el Evangelio de Jesús, parad por un momento y reflexionad. La vida tiene un sentido ético-moral de profundidad. El fenómeno vegetativo pertenece a la organización material.

Somos seres inmortales, incluso cuando la desencarnación posterga el momento de la llegada, anuncia que después vendrá más, y arrebatándonos para el país de la conciencia libre, ese ser angélico que es la muerte libertadora, hará que, en el examen de conciencia repasemos nuestros actos pasados en una maravillosa manifestación de recuerdos que nos darán la plenitud o el tormento.

¡Hijos del alma! Tenéis conocimiento de los valores de la vida.

No os encontráis en el planeta terrestre por capricho del acaso, sino, gracias a una Causa consciente, que es la Divinidad, y os creó para la gloria estelar. Si camináis por los intransitables caminos del mundo bajo lluvias de dolores bendecídlas; si marcháis sobre pedruscos y tenéis los pies acribillados de espinos, bendecid el dolor, agradeced a Dios la dádiva de la purificación espiritual. Nascistéis para la gloria de vuestra existencia.

Amad cuanto podáis, amad un grano de arena que puede reflejar una estrella o la luna en gran plenilunio; servid, porque el servicio es característica de la inteligencia, desde los fenómenos más primarios de la domesticación hasta los más sublimes de la integración de la criatura con el Creador.

El servicio es la paz de Dios desplazándose, extendiéndose para el reino de los Cielos. Id hacia vuestros hogares y llevad la certeza de que vuestra vida debe experimentar ese profundo cambio hacia el amor, hacia la verdad, hacia la Vida en sí misma.

En nombre de vuestros Espíritus guías y de las Entidades venerables que aquí están con nosotros, de los Espíritus espíritas, rogamos a Dios que os bendiga, que nos proteja, con los mejores deseos de ternura y paz. Del servidor humildísimo y paternal de siempre,

Bezerra de Menezes.

Mensaje del Dr. Bezerra de Menezes, por la psicofonía del Médium Divaldo Franco en el cierre de la conferencia proferida el 27 de Septiembre de 2015, en la Institución Asistencial y Educacional Amélia Rodrigues en Santo André, SP.

11
jul

Caridad

by admin in León Denis

Si indagáis, aún hoy, en cuanto a las solución de los problemas que os afligen en la actualidad terrestre, la síntesis de la respuesta todavía es aquella desde hace casi dos mil años: “Caridad de unos para con los otros”.

Caridad que se exprese como respeto y entendimiento fraternal en las relaciones de cada día;

Caridad que se torne en gentileza delante de la agresividad;

Paciencia con el desequilibrio;

Fe viva delante de las llamadas desilusiones del camino;

Optimismo frente a las pruebas;

Bendición para todos aquellos que maldicen;

Auxilio para los más jóvenes en la experiencia física, en forma de bondad y comprensión de las luchas que por ventura carguen;

Consuelo a favor de cuantos se vean transitoriamente detenidos en la madurez avanzada del cuerpo en marcha ante la renovación;

Caridad de los que saben, ayudando fraternalmente a los que ignoran;

Caridad de los que disfrutan la salud corporal, delante de cuantos se vean corroídos por los agentes de la enfermedad;

Caridad de los más fuertes, sustentando a los más débiles e indecisos;

Caridad de los que atesoran la esperanza, en auxilio de los que yacen exhaustos ante los problemas inquietantes de la vida;

Caridad de los que pueden distribuir, por lo menos migajas de auxilio, en el amparo a los que viven encarcelados en el abatimiento y la penuria;

Caridad, de los que son apoyados en la realización de los propios ideales, en la sustentación de los que lloran en la angustia;

Caridad de todos los que puedan auxiliar, de ese o aquel modo, para construir un Mundo Mejor.

Tan solamente en la caridad –Luz Divina- al fluir de nosotros en dirección a los otros, conseguiremos mejorar lo que somos y lo que tenemos, para ser lo que nos cabe ser y alcanzar los valores que deseamos.

Recordemos: El Cristo resucitó para que resucitemos, enseñó para que aprendamos, nos amó, tanto cuanto nos ama siempre, para que sepamos realmente amarnos mutuamente, y vino entre nosotros para que nos elevemos ante Él, conducidos por el amor a los que comparten nuestra existencia, en la edificación de una Tierra más feliz.

Por el Espíritu Bezerra de Menezes. Psicografía de Francisco Cândido Xavier.

Libro: “Bezerra, Chico y usted”. Página 51. Mensaje recibido el 07.04.1973.

18
oct

Jesús y la Verdad

by admin in León Denis

“Jesús dijo a los judíos que habían creído en él: Si os mantenéis firmes en
mi doctrina, sois de veras discípulos míos, conoceréis la Verdad y la Verdad
os hará libres.” (Juan, VIII, 31-32).

El hombre es un ser dotado de razón y sentimiento. Estos son los dos polos de la Vida Psíquica a través de la cual se realza el eje del Ideal mantenedor de la evolución gradual del Espíritu. El hombre es un ser polarizado por el raciocinio y animado por sentimientos de virtud, por
afectos que lo prenden a la Fraternidad y sólo cuando utiliza esos atributos en busca de la Verdad, se levanta, se dignifica, se eleva y se santifica.
¡Fuera de esa esfera de acción y de educación el hombre es una bestia!
¡Bestia porque no siente, bestia porque no piensa! Pensar es existir; asimilar afectos, virtudes, amor; es vivir: ¡Cogito, ergo sum! “¡Pienso,
luego existo!” Hay hombres que piensan; hay hombres que sienten; unos y otros están en los principios de la vida.

Es necesario, entretanto, que el pensamiento vaya acompañado del sentimiento, porque el pensamiento sin el sentimiento, y el sentimiento sin
el pensamiento, son facultades abstractas que encaminan al alma hacia el gran Ideal, pero no lo liberan completamente de la ignorancia y del atraso.
En el alma libre el pensar se completa con el sentir, y el sentir, con el pensar, porque la Verdad no teme al error, la luz no puede ser absorbida por
las tinieblas. Todos los grandes pensamientos sólo pueden ser asimilados después de ser sentidos, y todos los nobles sentimientos sólo pueden ser
comprendidos después de ser pensados. Cuando Descartes proclamó: Cogito, ergo sum, no sólo pensó, sino que también sintió; pensó existir y
sintió la vida en sí mismo.

La comprensión no viene sólo del raciocinio, sino del raciocinio unido al sentimiento: estos son los dos grandes faros resplandecientes de la Senda de
la Vida. Abrid claros a vuestro entendimiento por el raciocinio; alargad las esferas del sentimiento; no os atemoricéis ante las alturas y las lejanías,
porque el águila y el cóndor no traspasan el círculo de su vuelo; los pájaros tienen sus límites en los aires. ¡Hombres! Volad, desprendeos de la
oscuridad de la ignorancia que cercena vuestra inteligencia y os ata a pesados dogmas. ¡Volad! ¡Dad expansión a vuestra razón, dejad palpitar
vuestros corazones a los generosos sentimientos para ascender a las esferas de la Ciencia y del Amor, donde la Verdad brilla con todos sus esplendores!
¡Recordaos, oh hombres, que estáis dotados de razón y sentimiento! ¡Buscad la Palabra de Jesús, permaneced en su palabra, sed verdaderamente sus
discípulos, y “conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres”!

Mensaje
traducido por Mari Carmen-España

CAIRBAR SCHUTEL

29
ago

Bajo la mirada de Dios

by admin in León Denis

Anhelamos por la dicha dentro del alma, a extenderse por entre nuestros amores, sean los corazones del hogar o aquellos que componen el círculo de los demás afectos, aunque sin mucha noción de cómo eso puede darse. Esperamos, con ansiedad, los movimientos de la suerte a felicitarnos con las oportunidades bien aventuradas de progresar, de vencer en el mundo, de superar los problemas en torno y disfrutar bendiciones de paz, aunque encontremos dificultades en implementar acciones que puedan activar esa espera.

Ocasiones existen en que nos entristecemos ante la enfermedad que golpea el cuerpo físico y le impone dolores y rudas transformaciones. Sin saber cómo lograr la superación de esas pruebas, nos tumbamos en la frustración de sentirnos impotentes, incapacitados para detener la onda que hace periclitar la salud.

Hay quien se desespera o aun enloquezca al frente del fenómeno de la muerte biológica, que desestabiliza la creencia en una fantasiosa inmortalidad corpórea, alimentada por las almas aun ignorantes como las leyes evolutivas que regulan la vida planetaria. Al frente de esa fatalidad orgánica, el sentimiento de dolor profundo acostumbra a oscurecer la razón, dificultando el discernimiento, atributo de quien alcanzo alto nivel de buen sentido, para enlodarse en los más variados niveles de depresión emocional, motivadora de alteraciones infelices en el psiquismo de muchos.

Sin entender el porqué de la muerte, seguimos por el mundo, amedrentados, y desarrollamos en la trayectoria humana tipos de apegos plenamente injustificables para quien busca ajustarse a las orientaciones de Jesús. Cualquiera que sean los fenómenos de la sociedad terrena, los movimientos demostradores de la grosería en que aun se encuentran los humanos: la violencia domestica o urbana, la corrupción en todos los niveles, el abandono de las personas por quien debería proteger, nada escapa al conocimiento del Señor de la Vida, y, si nos está siendo permitido vivir tales desencantos es porque hay razones que los imponen a todos nosotros, sin que estemos olvidados por nuestro Padre.

En la Tierra, estamos todos bajo el comando de las divinas leyes de nuestro Creador, coordenados por ellas, a ellas debiéndonos aclimatar en los ejercicios de la fidelidad. Los trabajos, los progresos, las peleas, las dificultades, los dolores y la muerte son parte de las peripecias que caracterizan los mundos de pruebas y de expiaciones, como es presente en las situaciones de nuestro mundo. La Inteligencia Suprema actúa para que nos volvamos venturosas almas en el seno de los astros que vibran en los espacios. Nos cabe, así, el deber de vivir con el justo respeto a la conciencia, operando lo mejor por las sendas terrestres, hasta que adquiramos la conciencia de que sea lo que sea que nos suceda, estamos y estaremos siempre bajo la mirada de Dios y, por esto, es nuestro derecho el de ser felices, cooperadores lucidos de las normas de la Divinidad, guardando la certeza de que nos dirigimos, de modo indefectible, para la Gran Luz, para el Amor perenne y para la indestructible Paz, en el seno de nuestro Padre Creador.

José Lopes Neto.

Médium Raúl Teixeira

14
ago

El milagro del Amor

by admin in León Denis

Observando las arduas luchas por las que pasan sus hermanos sobre la Tierra, un espíritu Benefactor dictó un mensaje que intituló “El Milagro del Amor, y dice más o menos lo siguiente:
Cuando la duda le llegue, maliciosa, indague al amor cuál es la conducta a seguir.
Cuando la añoranza se avecine, intentando oprimirle el corazón, refúgiese en el amor y deje que las recordaciones felices iluminen la noche en la que usted se encuentra.
Cuando la aflicción le aturda íntimamente, llame al amor, para que la calma y la confianza predominen en sus decisiones.
Cuando la sospecha busque hacer nido en su corazón, dirija el pensamiento al amor y la paz dominará los paisajes de sus sentimientos.

Cuando la cólera se acerque de la emotividad, recuerde al amor y una suave balada de entendimiento será oída en la acústica del alma.

Cuando el abandono amenace despedazarle los sueños, hiriéndole el alma, busque el amor, que le dará fortaleza para proseguir, aunque sea solo.

En cualquier situación, diríjase al amor.

Sólo el amor posee el correcto entendimiento de todas las cosas y habla, en silencio, el lenguaje de todos los idiomas.

El brillo de un mirar…

Una sonrisa de esperanza…

Un gesto casi imperceptible…

Un movimiento rítmico, un ademán…

La presencia del ausente…

Un toque…

La música de una palabra sólo el amor logra transformar en bendición.

Hecho de pequeños nadas, el amor es la fuerza eterna que mece al príncipe en su lecho dorado y al huérfano en la paja húmeda.

El amor es el único mecanismo que conduce al débil a las tareas gigantescas…

Que impulsa el progreso real; que da dignidad a la vida; que impele al trabajo de reverdecer el pantano y el desierto…

Que concede aliento, cuando la muerte parece dominar soberana…

El amor es vida, sin el cual perdería el sentido y el significado.

Cuando se ama, la noche se llena de astros y el día se viste de sonrisas.

El amor colorea la palidez del sufrimiento y lo erradica.

Sin este milagro, que es el amor, no valdría la pena vivir.

En todo está la presencia del amor que proviene de Dios y es Dios.

Descubra el amor, y ame.

Ame y felicítese, colocando en la ruta del amor señales de luz, a fin de que nunca más haya sombra por donde el amor haya pasado derramando claridad.

Por tales razones, Jesucristo reunió toda la Ley y todos los Profetas en un solo mandamiento, cuya estructura de comportamiento y finalidad última es el “amor a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo”.

***

El amor es de esencia divina, y todos nosotros, del primero al último, tenemos en el fondo del corazón la centella de ese fuego sagrado.

Por lo tanto, no tengamos miedo de amar.

Del libro: En algún Lugar en el Futuro, cap. El Milagro del Amor.

15
mar

Todo tiene su tiempo

by admin in León Denis

Todo tiene su ocasión propia, y hay tiempo para todo propósito debajo del cielo.
Hay tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo que se plantó;
Hay tiempo  de enfermar, y tiempo de curar; tiempo de derrumbar, y tiempo de edificar
Hay tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de plantear, y tiempo de danzar;
Hay tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntarlas; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar:
Hay tiempo de buscar, y tiempo que perder; tiempo de guardar, y tiempo de tirar fuera;
Hay tiempo de rasgar, y tiempo de coser; tiempo de estar callado, y tiempo de hablar;
Hay tiempo de amar, y tiempo de odiar; tiempo de guerra, y tiempo de paz.

“El valor de las cosas no está en el tiempo que ellas duran, sino en la intensidad con que ocurren.
Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables.”
Ave Chico Xavier!!

11
mar

Mensaje psicofónico de Dña. Amalia Domingo Soler

by admin in León Denis

Simoni Goidanich ha querido compartir con todos nosotros la felicidad que tuvieron, con ocasión del Primer Encuentro Espírita Internacional de Quito-Ecuador, organizado por el Centro de Estudios Espíritas Allan Kardec de Quito, el 11 de febrero de 2012,  de recibir el mensaje psicofónico dictado por Amalia Domingo Soler, por intermedio de Jorge Berrío, al que tendremos el placer de acoger el próximo 26 de mayo en Madrid, en el cierre de las actividades, el 12 de febrero, en la sede del CEEAK-Quito.

Os dejamos el vídeo,

Imagen de previsualización de YouTube
17
feb

Mensaje para meditar

by admin in León Denis

No te desanimes.
Persiste un poco más.
No cultives pesimismo. Céntrate en el bien a hacer.
Olvida las sugestiones del medio destructivo.
Sigue adelante, incluso atravesando la sombra de los propios errores.
Avanza aunque sea entre lágrimas.
Trabaja constantemente.
Edifica siempre.
No consientas que el hielo del desencanto te entorpezca el corazón.
Que no te impresione la dificultad.
Convéncete que la victoria espiritual es construcción del día-a-día.
No desistas en la paciencia.
No creas en la realización sin esfuerzo.
Silencio para la injuria.
Olvido para el mal.
Perdón a las ofensas.
Recuerda que los agresores son enfermos.
No permitas que los hermanos desequilibrados te destruyan el trabajo o te apaguen la esperanza.
No menosprecies el deber que la conciencia te impone.
Si te engañaste en algún trecho del camino, reajusta la propia visión y busca un rumbo cierto.
No cuentes ventajas, ni fracasos.
Estudia buscando aprender.
No te vuelques contra nadie.
No dramatices provocaciones o problemas.
Conserva el hábito de la oración para que se te haga luz en la vida íntima.
Resguárdate en Dios, persevera en el trabajo que Dios te confió.
Ama siempre, haciendo por los otros lo mejor que puedas realizar.
Obra auxiliando. Sirve sin apego.
Y así vencerás.

Mensaje psicografiado por el Médium Francisco Cándido Xavier – Brasil
Mensaje traducido por Isabel Porras-España

31
ene

Autodescubrimiento por Joanna de Ángelis

by admin in León Denis

Mucho antes de la valiosa contribución de los psiquiatras y psicólogos humanistas y Transpersonales, como Kübles-Ross, Grof, Raymond Moody Júnior, Maslow, Tart, Víctor Frankl, Goleman y otros, que pusieron el alma como base de los fenómenos humanos, la psicología espírita demostró que, sin una visión espiritual de la existencia física, la propia vida permanecería sin sentido o significado. La reducción, en psicología, vuelve al ser humano un montón de células bajo la dirección del sistema nervioso central, víctima por los factores de la herencia y por los caprichos aberrantes del acaso.

La salud y la dolencia, la felicidad y la desdicha, la genialidad y las patologías mentales, limitadoras y crueles, no pasan de ocurrencias estúpidas de la eventualidad genética.

Considerándolo así, el ser humano comenzaría en la concepción y se anularía en la muerte, un periodo muy breve para el trabajo que la Naturaleza aplicó más de dos billones de años, aglutinando y perfeccionando moléculas, que se transformaron en un código biológico fatalista…

Por otro lado, la ingeniería genética actual, aliándose a la biología molecular, comienza a detectar la energía como factor causal para la construcción del individuo, que pasa a ser heredero de sí mismo, en los avanzados procesos de las experiencias de la evolución.

Los conceptos materialistas, de ese modo, aferrados al mecanismo fatalista, ceden lugar a una concepción espiritualista para la criatura humana, liberándola de las pasiones animales y de los atavismos que aun le son predominantes.

Innegablemente, Freud y Jung enseñaron una visión más profunda del ser humano con el descubrimiento y estudio del inconsciente, así como de los arquetipos, respectivamente, constatando la realidad del Espíritu, como explicación para los comportamientos variados de los diferentes individuos; procedentes del mismo árbol genético, ellos se presentan fisiológica y psicológicamente opuestos, bien y mal dotados, con equipos de salud y de desconcierto.

No nos atrevemos a negar los factores hereditarios, sociales y familiares en la formación de la personalidad de la criatura. No obstante, el retraso que de ellos derivan de necesidades de la evolución, que imponen la reencarnación en el lugar adecuado, entre aquellos que propician los recursos compatibles para el trabajo de auto-iluminación, de crecimiento interior.

El hogar ejerce, sin cualquier duda, como ocurre con el ambiente social, significativa  influencia en el ser, cuyos tributos serán el equilibrio o el desorden moral, la armonía física o psíquica correspondiente al estado evolutivo en el cual se encuentra.

La necesidad, por tanto, del auto-descubrimiento, en una panorámica racional se vuelve improrrogable, a fin de favorecer la recuperación, cuando en estado de desarmonía, o el crecimiento, se es portador de valores intrínsecos latentes. En cuanto no se conciencie de las propias posibilidades, el individuo se aturde en conflictos de naturaleza destructiva, o huye espectacularmente para estados depresivos, sumergiéndose en psicosis de variado orden, que lo dominan y no hacen viable su evolución, por lo menos momentáneamente.

La experiencia del auto descubrimiento le faculta identificar los límites y las dependencias, las aspiraciones verdaderas y las falsas, los embustes del ego y las imposturas de la ilusión.

Le restan en el comportamiento, como herencia de las cimas ya vencidos por la evolución, la dualidad del negativismo y del positivismo delante de las decisiones a tomar.

No identificado con los propósitos de la finalidad superior de la Vida, en cuanto es invitado a la liberación de los vicios y pasiones perturbadores, de las aflicciones y tendencias destructivas, esa dualidad de lo negativo y de lo positivo se le diseña en el pensamiento, dificultándole la decisión.

Es común, entonces, el asalto mental por la duda: ¿Esto o aquello? La definición se hace con inseguridad y el asalto para la ejecución del propósito nuevo disminuye o desaparece en base a las continuas inseguridades.

Se hace imprescindible algunos requisitos para que sea logrado el auto-descubrimiento con la finalidad de bienestar y de plenos logros, a saber: insatisfacción por lo que se es, o se posee o cómo se encuentra; deseo sincero de cambios; persistencia en el intento; disposición para aceptarse y vencerse; capacidad para crecer emocionalmente.

Porque se desconoce, víctimas por herencias ancestrales – de otras reencarnaciones -,de castraciones domésticas, de fobias que prevalecen de la infancia, por la falta de madurez psicológica y otras, el individuo permanece frágil, susceptible a los estímulos negativos, por falta de auto-estima, de auto-respeto, dominado por los complejos de inferioridad y por la timidez, refugiándose en la inseguridad y padeciendo aflicciones perfectamente superables, que le cumple superar mediante un cuidadoso programa de discernimiento de los objetivos de la vida y por el empeño en vivirlo.

Inadvertidamente o por comodidad, la mayoría de las personas acepta y se somete a lo que podría cambiar a beneficio propio, auto castigándose, y creyendo merecer el sufrimiento y la infelicidad con que se ve enfrentados, cuando el propósito de la Divinidad para con sus criaturas es la plenitud, es la perfección.

Dominado por la conducta infantil de los premios y de los castigos, el individuo no madura el yo profundo, continuando bajo el yugo de los caprichos del ego, confundiendo resignación con la indiferencia por la propia realización del hecho – dolor sin rebeldía, sin embargo actuando para erradicarla.

Liberándose de las imágenes erróneas a respecto de la vida, el ser debe asumir la realidad del proceso de la evolución y vencerse, superando los hechos de perturbación y de destrucción.

Al presentar nuestro libro a los interesados en la explicación de sí mismo, intentamos colocar puentes entre los mecanismos de las psicologías humanista y transpersonal con la Doctrina Espírita, que las ilumina y completa, así cooperando de alguna forma con aquellos que se empeñan en la búsqueda interior, en el auto descubrimiento.

No nos facultamos la ilusión de considerar nuestro trabajo más que un simple ensayo sobre el asunto, con un elenco amplio de temas compilados en el pensamiento de los eméritos del alma y con nuestra contribución personal.

Una centella puede encender un incendio.

Una brazada de luz abre una brecha en las tinieblas.

Una gota de bálsamo suaviza la aflicción.

Una palabra sabia guía una vida.

Un gesto de amor inspira esperanza y da paz.

Esta es una pequeña contribución que dirigimos a los que sinceramente se buscan, teniendo a Jesús como Modelo y Terapia Superior para los problemas del cuerpo, de la mente y del espíritu.

Rogando excusas por su sencillez, permanecemos confiados en los resultados felices de aquellos que intentan el auto-descubrimiento, avanzando en paz.

(Del libro Auto-descubrimiento – Una búsqueda interior por Joanna de Ângelis/Divaldo P. Franco

Enviado por Isabel

11
ene

La Educación

by admin in León Denis


Educa al terreno y tendrás el harto pan.
Educa al árbol y recibirás la bendición de la abundancia.
Educa a la minería y obtendrás la utilidad de alto precio.
Educa a la arcilla y plasmarás el vaso noble.
Educa a la inteligencia y alcanzarás la sabiduría.
Educa a las manos y acentuarás la competencia.
Educa a la palabra y cosecharás simpatía y cooperación.
Educa al pensamiento y te conquistarás a ti mismo.
Sin el alfabeto anochece el espíritu.
Sin el libro fallece la cultura.
Sin el mérito de la lección, la vida sería animalidad.

Sin la experiencia y la abnegación de los que enseñan, el hombre no rompería las fajas de la infancia. En todas partes, vemos la acción de la Providencia Divina, en el perfeccionamiento del Alma Humana. Aquí es el amor lo que edifica. Además, es el trabajo lo que perfecciona. Más adelante es el dolor que regenera. Mis amigos, la Tierra es nuestra escuela milenaria y sublime. Jesús es Nuestro Divino Maestro. El espiritismo sobre todo, es obra de educación. Hagamos de la educación con Cristo, el culto de nuestra vida, para que nuestra vida pueda educarse y educar como el Señor, hoy y siempre.

Espiritu: EMMANUEL
Médium: Francisco Cândido Xavier